Servicio comunitario: ¿Herramienta de manipulación?

ANZUELOHistóricamente ha existido cierta tensión en el tema de la acción social de la iglesia; sobre la mesa siguen sonando fuerte las siguientes preguntas:

  • ¿Debe la iglesia evangélica tratar de resolver los problemas de su comunidad?
  • ¿Cuáles son los riesgos o peligros que esto representa?
  • ¿Es bíblico que la iglesia participe en temas de orden sociológico?
  • ¿Le compete a la iglesia el tema del aborto, igualdad de género, medio ambiente o justicia social por ejemplo?
  • ¿Qué diferencia hay entre la acción social y el servicio comunitario?

Lo cierto es que estas interrogantes son válidas y requieren una respuesta amplia o un análisis por separado, no obstante quiero aprovechar esta oportunidad para dirigir la siguiente brevísima reflexión en tres ejes principales:

  • Diferentes enfoques sobre el servicio comunitario observados en las iglesias de El Salvador
  • Los efectos en una iglesia que se encarna en su comunidad
  • Pasajes en la Escritura sobre el servicio
  1. Diferentes enfoques sobre el servicio comunitario observados en las iglesias de El Salvador

Quiero aclarar que la referencia para este análisis son iglesias de diferentes denominaciones con las que hemos trabajo durante cinco años en la zona oriental y occidental de El Salvador por medio del Ministerio ENLACE (Entidad Natural Latinoamericana de Cooperación Estratégica).

  • El servicio comunitario como un ministerio apéndice de la iglesia: generalmente las iglesias con esta percepción tienen una pequeña minoría de creyentes quienes han tomado la iniciativa de responder a ciertas necesidades entre hermanos en condición de pobreza y algunas veces con personas de la comunidad, por ejemplo recoger víveres periódicamente, recoger ofrendas para enfermos o apoyar en gastos fúnebres u otras formas de asistencia. En algunas iglesias los ministerios de servicio comunitario no están dentro de la estructura formal de ministerios, operan más bien en forma de comités para brindar asistencia esporádica a las personas.
  • El servicio comunitario como respuesta inmediata ante una crisis: las iglesias que tienen este enfoque responden de manera inmediata cuando se presenta una catástrofe ambiental como por ejemplo un terremoto, una inundación, un incendio u otro tipo de situación. Muchos creyentes se unen y tratan de disponer sus recursos para ayudar un poco, generalmente se hace desde la acción o sentido humano intrínseco en cada uno de nosotros, sin contar por su puesto, con un plan previo de contingencia o un entendimiento previo sobre los alcances del servicio comunitario. Lo más probable es que al pasar la crisis, la iglesia vuelve a su dinámica de trabajo, a sus servicios y programas normales.
  • El servicio comunitario como un enemigo a la misión: en el caso particular de algunas iglesias, el servicio comunitario no es parte de la misión, bajo este pensamiento la iglesia no debe de involucrarse en nada que la aleje de las actividades internas o de sus cuatro paredes, los temas sociales le competen a las municipalidades, directivas locales, a los gobiernos de turno o en algunos casos a entidades internacionales. El servicio comunitario no tiene nada que ver con la espiritualidad que deben de procurar los creyentes. Puede ser también que se les prohíba a los creyentes el ser parte de asociaciones comunitarias, grupos de contingencia, comités de salud, seguridad u otro tipo de organización local y en algunos casos extremos consideran el servicio comunitario como un desperdicio de recursos y hasta diabólico.
  • El servicio comunitario como una herramienta de manipulación: en este caso el servicio comunitario es usado como un señuelo (carnada, cebo o anzuelo) para atraer a las personas a sus templos, por ejemplo ofrecen una jornada médica, pero previo, a que los pacientes pasen consulta con un doctor tienen que ser evangelizados, de lo contrario no tienen derecho a la consulta médica ni a recibir medicamentos. Habitualmente el servicio comunitario bajo esta lógica debe de ser un medio para lograr un fin, en otras palabras el servicio no es una expresión de compasión desinteresada sino más bien un instrumento de manipulación a la voluntad de las personas necesitadas.  
  • El servicio comunitario como una forma de asistencialismo: en esta dinámica, el servicio comunitario es orientado a responder a necesidades en las personas de la comunidad pero con la limitante de no proveer plataformas auto sostenibles para que las personas sean los principales constructores de su propio desarrollo y por ende de una mejor vida, lamentablemente hay muchos esfuerzos de servicio que caminan bajo este enfoque. El asistencialismo es necesario y es bueno en algunas ocasiones, sin embargo es mucho mejor asistir a las personas necesitadas con herramientas de apoyo, podemos regalarles un pescado pero siempre será mejor enseñarles a pescar.
  • El servicio comunitario como una institución dentro de la iglesia: para lograr la institucionalización del servicio comunitario dentro de una iglesia local se requiere mucho tiempo, paciencia y esfuerzo. Las iglesias que exitosamente han logrado este nivel de compromiso con la sociedad tienen un entendimiento claro del fundamento bíblico sobre el servicio, estas iglesias han logrado comprender las dimensiones y el alcance de la palabra diaconía, a la vez cuentan con un liderazgo de siervo y todos los ministerios están alineados a la misión transformadora de Dios, cada creyente es un agente en misión que dispone sus habilidades, capacidades y dones para servir a su prójimo y así poder construir comunidades transformadas. La iglesia misma como una comunidad de misericordia se une para servir a su comunidad desde la movilización de sus propios recursos, encarnando la palabra viva en expresiones concretas de justicia, amor, misericordia y compasión para beneficio de los más vulnerables.
  1. Efectos en una iglesia que se encarna en su comunidad (Leer: Mat. 20:25-28; Jn. 13:3-5, 12,15; Luc. 4:16-20; Hech. 4:32-37; 6:1-7; 9:36; Fil. 2:3-8)

Encarnar tiene que ver con la combinación de la Exposición y la demostración del evangelio, ninguna excluye a la otra, entendemos por lo tanto que la misión de la iglesia abarca estos dos grandes elementos (Exposición y demostración). La expresión retórica de todo el consejo de Dios debe de tener la certificación de las acciones concretas de amor a nuestros semejantes, Jesús resumió toda la ley y los profetas en el siguiente mandamiento: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente”; y, “ama a tu prójimo como a ti mismo” (Luc. 10:27 DHH). La misión de la iglesia en esencia trata de la centralidad de la palabra, del consejo divino, de exposición de toda la doctrina de Dios, una doctrina que se expresa desde el testimonio vivo de una comunidad de creyentes que se encarnan en sus comunidades y que viven de acuerdo a los absolutos eternos y quienes manifiestan el carácter de Dios a través del servicio y la obediencia. Ahora bien, una iglesia que muestra un testimonio vivo y un compromiso real con sus semejantes puede manifestar los siguientes efectos:

  • Compasión: La compasión surge de una forma más palpable cuando decidimos como iglesia acercarnos a los focos de necesidad que existen en nuestros alrededores; la iglesia necesita ver para sentir; es diferente orar desde el púlpito en un servicio dominical por las necesidades de la comunidad, que en cambio, decidir ir y caminar por nuestra calles para observar a las familias y tener una experiencia real de acercamiento, la cual sin duda alguna nos permitirá descubrir la situación real de las personas. Seguramente la percepción sobre el servicio empezara a cambiar en los creyentes de manera radical, muchos empezaran a preguntarse ¿Qué podemos hacer como iglesia para servir a las personas? Jesús caminaba por las aldeas y ministraba a las personas de manera integral. “Después de esto, Jesús anduvo por muchos pueblos y aldeas, anunciando la buena noticia del reino de Dios” (Luc. 8:1 DHH). Esta buena noticia del Reino era una combinación perfecta de proclamación, liberación y consolación.
  • En el A.T Dios exhortó a su pueblo a actuar con compasión ante la situación de la viuda, el huérfano, forastero o los pobres (Zac. 7:10)
  • Jesús tuvo compasión y sanó a los enfermos (14:14)
  • Jesús tuvo compasión de las multitudes (Mar. 6:34)
  • Nuestra actitud hacia nuestro enemigo tiene que ser una actitud compasiva (Rom. 12:20)
  • Como escogidos de Dios, santos y amados nuestro corazón debe ser compasivo (Col. 3:12-13)
  • La religión verdadera en esencia trata de acciones compasivas (Stg. 1:27)
  • Proyectos de misericordia: la compasión puede dar a luz un proyecto de misericordia, para ello, se deben de identificar las necesidades existentes en la comunidad (técnicamente se le llama diagnóstico comunitario). La creación de un proyecto de misericordia debe de planificarse en coordinación con las fuerzas vivas de la comunidad, esto es mucho más efectivo y saludable en el largo plazo. Podemos decidir crear un proyecto de misericordia dentro de la iglesia y luego ofrecerlo como un producto a la comunidad para que lo adquieran; pero es diferente cuando nos sentamos con los líderes de la comunidad, directores de escuelas, coordinadores municipales, cooperativas o directivas locales, personas civiles y les preguntamos ¿Cómo les podemos ayudar como iglesia a crear una mejor comunidad? ¿Cómo les podemos servir como iglesia? Todos estos elementos sin duda alguna requerirán de una buena planeación. Nehemías es un excelente modelo para la planificación de un proyecto de misericordia. En la época de Nehemías la identidad del pueblo de Dios se encontraba en crisis,  la sociedad estaba atravesando uno de los peores momentos de su historia, en ese contexto el profeta de Dios tuvo la sensibilidad para emprender un sorprendente proyecto de misericordia para beneficio de su generación (Neh. 2:1-20).
  • Acción: para desarrollar un excelente plan de servicio transformador en la comunidad se requiere mucho tiempo y mucho recurso humano, la iglesia en sí misma es una fuente inagotable de recursos humanos, dentro de ella encontramos profesionales en todas las ramas, personas tecnificadas en diferentes disciplinas. Pero la pregunta es ¿Cómo el recurso humano de la iglesia puede generar transformación en una comunidad? El servicio comunitario es una oportunidad para convertirnos en agentes misionales, servimos a nuestras comunidades con las herramientas técnicas o empíricas que tengamos, les mostramos el carácter de Dios, construimos puentes de esperanza para los más vulnerables. El resultado final de la acción será siempre la gloria de Dios y la restauración de relaciones en la comunidad, “Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mat. 5:17 TLA), Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes (Ef. 2:10 TLA). Si como iglesia hemos construido una plataforma relacional en nuestras comunidades será mucho más fácil la comunicación del evangelio, es más fácil compartir el evangelio con un amigo que con un desconocido; nuestro gran problema ha sido que para nuestras comunidades generalmente hemos sido desconocidos, Jesús mismo nos dio ejemplo cuando antes de compartir el mensaje con la mujer samaritana estableció una plataforma relacional y luego podemos ver que ella habiendo recibido el mensaje se convirtió en una comunicadora transcultural de las buenas nuevas (Juan 4:1-26).
  1. ¿Es bíblico el servicio comunitario?

¿Es bíblico servir a los más vulnerables? Las huellas de la misión transformadora de Dios, empiezan en su propia mente con su proyecto redentor hacia una raza caída, se expresa en los principios de la historia de su pueblo, se confirma en todos los pactos con sus antiguos siervos, se perfecciona alcanzando su mayor clímax en la muerte y resurrección de Cristo, seguidamente se refresca en el quehacer de la iglesia del primer siglo hasta nuestro tiempo actual, por lo tanto si escudriñamos la Escritura entenderemos que el servicio es cardinal en el desarrollo de la  misión de Dios. Veamos ahora algunos pasajes que nos ayudan a entender mucho más las dimensiones del servicio a los demás como parte de nuestra misión.

  • “Este es el ayuno que deseo: abrir las prisiones injustas, romper las correas del cepo, dejar libres a los oprimidos, destrozar todos los cepos; compartir tu alimento con el hambriento, acoger en tu casa a los vagabundos, vestir al que veas desnudo, y no cerrarte a tus semejantes. Entonces brillará tu luz como la aurora, tus heridas se cerrarán en seguida, tus buenas acciones te precederán, te seguirá la gloria del Señor” Isaías 58:6-8 La Palabra (Hispanoamérica) (BLPH)
  • El Espíritu del Señor Dios me acompaña, pues el propio Señor me ha ungido, me ha enviado a: dar la buena noticia a los pobres a vendar los corazones destrozados, a proclamar la libertad a los cautivos, a gritar la liberación a los prisioneros, a proclamar un año de gracia del Señor y un día de venganza de parte de nuestro Dios; a dar consuelo a los que están de luto, a cubrirlos de honor en lugar de polvo, de perfume de fiesta en lugar de penas, de traje festivo en lugar de abatimiento. Los llamarán “robles fruto de la justicia”, plantío para gloria del Señor. Reconstruirán las ruinas antiguas, reedificarán los escombros de antaño, renovarán las ciudades devastadas, los escombros abandonados por generaciones. Isaías 61:1-4 La Palabra (Hispanoamérica) (BLPH)
  • Pues tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; anduve como forastero, y me dieron alojamiento. Estuve sin ropa, y ustedes me la dieron; estuve enfermo, y me visitaron; estuve en la cárcel, y vinieron a verme.” Entonces los justos preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, y te dimos de comer? ¿O cuándo te vimos con sed, y te dimos de beber? ¿O cuándo te vimos como forastero, y te dimos alojamiento, o sin ropa, y te la dimos?  ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?” El Rey les contestará: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron.” Mateo 25:35 (DHH)
  • ¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, alardear de fe, si carece de obras? ¿Podrá salvarlo esa fe? Imagínense el caso de un hermano o una hermana que andan mal vestidos y faltos del sustento diario. Si acuden a ustedes y ustedes les dicen: “Dios los ampare, hermanos; que encuentren con qué abrigarse y con qué matar el hambre”, pero no les dan nada para remediar su necesidad corporal, ¿de qué les servirán sus palabras? Así es la fe: si no produce obras, está muerta en su raíz. (Santiago 2:14-17 La Palabra (Hispanoamérica) (BLPH)
  • En una palabra, aprovechemos cualquier oportunidad para hacer el bien a todos, y especialmente a los hermanos en la fe. Gálatas 6:10 La Palabra (Hispanoamérica) (BLPH)

Palabras finales:

El servicio comunitario no debe de ser una carga o un enemigo en la misión de la iglesia, ni mucho menos debe de ser una herramienta para manipular la voluntad de las personas, nuestro Señor Jesús nos dio el ejemplo perfecto de una vida de servicio desinteresado, tratemos de imitarle a él; nuestras comunidades necesitan una iglesia con corazón de siervo. Evaluemos con integridad el destino de nuestros recursos como iglesia, y preguntemos si realmente estamos sirviendo a los más necesitados o estamos engordando ovejas y cabritos que aman la comodidad y viven para sí mismos. Dios continua ejecutando su plan eterno sobre la tierra, las naciones serán llenas del conocimiento de Dios, por lo tanto mientras su plan soberano avanza dispongamos nuestras vidas para él y dediquémonos con gozo al sagrado ministerio del servicio.

Pues la tierra se llenará del conocimiento de la gloria del Señor como las aguas cubren el mar (Hab. 2:14 DHH)

Autor: Félix O.

Me gustaría conocer tu punto de vista

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s