Labor pastoral en el contexto de una juventud en crisis

fracaso-escolar

No permitas que nadie te desprecie por ser joven. Al contrario, trata de ser un ejemplo para los demás cristianos. Que cuando todos oigan tu modo de hablar, y vean cómo vives, traten de ser puros como tú. Que todos imiten tu carácter amoroso y tu confianza en Dios. Mientras llego a visitarte, sigue leyéndoles la Biblia a los miembros de la iglesia, y no dejes de animarlos ni de enseñarles. No dejes de usar las capacidades especiales que Dios te dio cuando los líderes de la iglesia pusieron sus manos sobre tu cabeza. El Espíritu Santo habló con ellos y les ordenó hacerlo. Haz todo eso y dedica tiempo para ello, para que todos vean que cada día eres mejor. Timoteo, compórtate como es debido, y ten cuidado de lo que enseñas. Sigue haciendo esto, y no sólo te salvarás a ti mismo, sino que también salvarás a los que te escuchen. (1Tim.4:12-16 TLA)

Últimamente he estado un poco preocupado por el rumbo de la juventud en mi país y porque no decirlo en el mundo entero, cuando reviso las noticias online me doy cuenta que las estadísticas de las situaciones difíciles que están ocurriendo a los jóvenes son alarmantes. Acá en este lado del mundo los jóvenes de igual manera sufren de diferentes situaciones complicadas; por ejemplo en India se estima que 20 alumnos murieron por día en 2010, los profesionales en salud mental atribuyen la responsabilidad al deficiente sistema educativo para quien la presión sobre el estudiante está por encima de todo. Muchos coinciden en que la juventud está en una crisis profunda a nivel mundial, cada día se incrementa el número de jovencitas que se convierten en madres solteras, el aborto también sigue en aumento, el consumo de bebidas alcohólicas y drogas aumenta cada día. Nuestro país mismo es un ejemplo de la situación deplorable que viven nuestros jóvenes: desintegración familiar, inmigración, delincuencia, desempleo, pérdida de valores, exclusión social; también otros estudios indican que más de 30 mil jóvenes pertenecen a las llamadas maras o pandillas, de estos 30 mil jóvenes 2 terceras partes de sus integrantes no estudian, consumen drogas o portan armas. 

Si nos enfocamos en toda esta realidad nacional y si abrimos nuestros ojos más allá a lo que está ocurriendo en el mundo nos podemos frustrar y hasta perder la esperanza de que las cosas puedan cambiar. No obstante podemos tener la certeza de que Dios tiene planes perfectos para la juventud y que su deseo no es que los jóvenes sigan siendo destruidos sino más bien que le conozcan, le disfruten y le sirvan.  Tristemente la iglesia como una comunidad de restauración ha prestado poco o ningún interés a las luchas que enfrentan nuestros jóvenes, debo de decir que muchas iglesias han incumplido su rol pastoral restaurador y han sido indiferentes con la juventud.

La crisis en la juventud es global y  también es local en el contexto de nuestras iglesias, nuestros jóvenes cristianos no se escapan de la influencia de lo que esta ocurriendo en el mundo. Esto nos debe de llevar al análisis sobre el rol o el papel pastoral del liderazgo juvenil, nuestros jóvenes necesitan urgentemente ser atendidos bajo un enfoque bíblico del discipulado, lamentablemente el rol pastoral ha sido sustituido por un rol dictatorial; la Biblia nos ayuda a comprender que el rol pastoral hacia la juventud debe de trascender de una predica rutinaria dominical a un proceso de vida discipular. Los lideres espirituales en la época de Jeremías habían abandonado la esencia de su vocación, Dios tiene que confrontarlos con un mensaje de juicio profético: “Por lo tanto, esto dice el Señor, Dios de Israel, a los pastores: «En vez de cuidar de mis ovejas y ponerlas a salvo, las han abandonado y las han llevado a la destrucción. Ahora, yo derramaré juicio sobre ustedes por la maldad que han hecho a mi rebaño…” Jer. 23:2 (NTV)

Por todo lo expresado anteriormente quiero proponer a los líderes de jóvenes en este breve artículo algunos elementos que deben de ir implícitos en labor pastoral.

  1. La labor pastoral implica: buscar la guianza de Dios para responder a la crisis de la juventud actual  

…Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios (Rom.8:14)

El camino más fácil para los líderes de jóvenes es comprar un libro o un manual para implementar un programa exitoso de jóvenes, sin embargo, el camino necesario será vernos a sí mismos como agentes restauradores que tienen una preocupación real y no mística sobre la situación de crisis en medio de nuestra juventud. Para ello los líderes de jóvenes deberán preguntarse si están dispuestos a pararse en la brecha y pagar el precio para ministrar  a una juventud que cada día está más hundida y sin esperanza, no solo en nuestra sociedad en general sino también en el contexto de nuestra iglesia. Por eso sostengo que un proceso de restauración en la juventud requiere compromiso, valor, fe y sobretodo dependencia de Dios. En el lugar secreto de oración tenemos que preguntarle al Pastor de Pastores ¿Cómo podemos servir a nuestros muchachos? ¿Cómo les podemos entender, ministrar o pastorear?.

  1. La labor pastoral implica: compromiso de intercesión por nuestros jóvenes

“No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo” (Ef. 6:18)

Primero tenemos que entender la forma como Dios nos está llamando o convocando a responder a la crisis de la juventud actual, luego será necesario que el equipo de jóvenes incluya en sus planes anuales jornadas constantes de intercesión; como equipo pudieran reunirse para meditar, conversar y analizar las luchas de los jóvenes y dedicarse a la tan importante tarea de la intercesión. No vamos a interceder para que se haga lo que nosotros pensamos que es lo más correcto, recordemos que la intercesión aunque parece antropocéntrica no lo es, siempre sigue siendo teocéntrica ya que si se intercede por nuestros jóvenes será para que se haga la voluntad de Cristo, para que se cumpla su plan perfecto.

  1. La labor pastoral implica: implementar un proceso de discipulado desde la vivencia diaria

Enséñenles a obedecer todo lo que yo les he enseñado. Yo estaré siempre con ustedes, hasta el fin del mundo. (Mat.28:20)

¡Cuánto pudiéramos aprender del sistema del discípulo y del rabino en los tiempos de Jesús! Los rabinos en los tiempos de Jesús  orientaban a sus discípulos en lo cotidiano de la vida, enseñaban en las plazas, en las casas, en las afueras, en los campos, en las sinagogas, en el templo y hasta debajo de un árbol. Ahora pasa todo lo contrario queremos ver a una juventud sólida en su relación y compromiso con Cristo y para eso les damos un poco de alimento espiritual enlatado una o dos veces por semana, ¿Es eso suficiente? Seguramente que no, debemos de entender que el proceso de discipulado implica:

  • Alimentación: enseñarles la doctrina de Dios
  • Guianza: orientarles por medio de una consejería bíblica y contextual
  • Cuidado: sanarles y asistirles con la palabra
  • Tiempo: conocerles de manera personal
  • Sacrificio: no cansarnos de liderarles
  • Esfuerzo: viendo el producto final
  • Paciencia: comprenderles y entenderles

Palabras finales:

Los pastores de Israel en la época de Ezequiel fueron duramente reprendidos porque habían descuidado su rol como agentes restauradores, Dios les dice a través del profeta:

“¡Qué aflicción les espera a ustedes, pastores, que se alimentan a sí mismos en lugar de alimentar a sus rebaños! ¿Acaso los pastores no deben alimentar a sus ovejas? Ustedes beben la leche, se visten con la lana y matan a los mejores animales, pero dejan que sus rebaños pasen hambre.  No han cuidado de las débiles; no se han ocupado de las enfermas ni han vendado las heridas; no salieron a buscar a las descarriadas y perdidas. En cambio, las gobernaron con mano dura y con crueldad.  Por eso mis ovejas se dispersaron sin pastor y son presa fácil de cualquier animal salvaje. Han deambulado por todas las montañas y las colinas sobre la faz de la tierra; sin embargo, nadie salió a buscarlas. Por lo tanto, pastores, oigan la palabra del Señor:  tan cierto como que yo vivo, dice el Señor Soberano, ustedes abandonaron a mi rebaño y lo expusieron al ataque de toda clase de animales salvajes. Aunque ustedes eran mis pastores, no salieron a buscar a mis ovejas cuando ellas se extraviaron. Se ocuparon de sí mismos y dejaron que las ovejas pasaran hambre. Por lo tanto, pastores, oigan la palabra del Señor. Esto dice el Señor Soberano: ahora me declaro enemigo de esos pastores y los haré responsables de lo que le sucedió a mi rebaño. Les quitaré el derecho de alimentar al rebaño y no dejaré que sigan alimentándose a sí mismos. Rescataré de su boca a mi rebaño; las ovejas ya no serán su presa” (Ez.34:2-10 NTV)

 Estimados consiervos  líderes de jóvenes, si hemos descuidado el honorable privilegio otorgado por parte de nuestro SEÑOR  el cual consiste en la tarea de ministrar a esta generación actual de jóvenes,  arrepintámonos y pidamos perdón al Señor de la mies, levantémonos en fe y caminemos en la visión de Dios, seamos agentes de restauración que se toman en serio su rol pastoral, abandonemos la indiferencia y comuniquemos con contundencia el consejo de la Palabra a esta juventud que se encuentra tan sedienta y necesitada de Dios.

Autor: Félix O.

Me gustaría conocer tu opinión

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s