Aflicciones en el campo transcultural

No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo. (Fil.4:6-7 TLA)

Quiero compartir un pequeño extracto acerca de estos primeros 6 meses en Asia Central, ha sido toda una aventura digna de documentar, Dios ha enviado ángeles a través de los cuales nos ha extendido su mano de amor y cuidado a nosotros, tales ángeles son personas de carne y hueso que saben las batallas normales que enfrentamos nosotros los novatos que estamos intentando trabajar en la empresa universal de Dios. Seguramente las aflicciones que se enfrentan en un campo transcultural tienen que ver con el tipo de contexto en el cual estamos sirviendo. Quiero enumerar tres áreas que se han convertido en campos de batalla en estos primeros meses al lado de mi familia.

procesos-legalesPrimero:  Batalla de los procesos legales

Esta sin duda es una de las batallas más difíciles a enfrentar, comenzando por conocer y adaptarnos a nuevo sistema de procesos en las diferentes oficinas de gobierno, esto tiene que ver con la manera en la cual funcionan las cosas en un país diferente. Por ejemplo en el tema de la visa, tuvimos que investigar las diferentes opciones y determinar en oración y con ayuda de otros consiervos cual se perfilaba como la más indicada y viable, además, para cada tipo de visa existe un proceso específico que seguir, dicho proceso lleva tiempo y muchos elementos a superar en el camino, aparte que es un proceso que con seguridad está poniendo a prueba nuestra paciencia. Ha sido difícil poder tener noches de tranquilidad cuando el proceso de nuestro visado aún esta en desarrollo. Otra situación que ha generado estrés ha sido el reto de conocer y aprender a navegar en las diferentes áreas normales de la vida, por ejemplo conocer cómo opera el sistema educativo y cuáles son las mejores y más viables opciones a considerar en éste caso para nuestra pequeña, otro elemento es la forma en la cual opera el sistema médico, sea éste nacional o privado. Todos éstos elementos son un verdadero rompecabezas para intentar completar en el campo.

aprender-idiomas_01 

Segundo: Batalla del idioma y proceso de adaptación cultural

Este es otro de los elementos que está siendo un verdadero reto para nosotros, ha sido muy difícil poder concentrarnos en el aprendizaje del idioma cuando tenemos en nuestra mente una serie de elementos que nos preocupan, entre ellos está por ejemplo el proceso de nuestra visa, ministerio a desarrollar, entre otros. Para nosotros ha sido un reto ya que nuestro nivel de inglés es deficiente y en nuestro cerebro tenemos que hacer un trabajo simultáneo de aprendizaje, mientras tratamos de sobrevivir con el inglés, necesitamos aprender el idioma local como nuestra prioridad. Por otra parte la adaptación de la cultura también es un desafío a diario, en éste sentido nos ha ayudado mucho tomarnos con humor el proceso. En un contexto como éste las diferencias culturales son abismales, empezando por la forma de saludar, hasta los demás hábitos sociales, físicos, afectivos, morales, intelectuales, de higiene entre otros.

soledad

 Tercero: Batalla espiritual

De los más desgastantes elementos, creo que éste es el mayor de todos; ciertamente el contexto en el cual nos encontramos sirviendo está rodeado de una influencia y dominio espiritual del reino de las tinieblas. En éstos primeros meses hemos experimentado soledad, temor, incertidumbre, ansiedad, desánimo, desmotivación y en más de alguna ocasión han venido sentimientos depresivos. Todo ésto es una realidad a enfrentar ya que según Ef.6:12

“…Nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales”.

Han habido días que al despertar hemos tenido la sensación de ir cuesta arriba llevando una carga pesada, no tenemos ánimo de hacer nada, nos hemos sentido afligidos y con un sentimiento difícil de explicar, creo con seguridad que son los primeros efectos reales del famoso choque cultural; los primeros días todo es alegría y aventura porque estamos descubriendo un país diferente, todo nos parece aceptable, divertido y turístico, sin embargo después de esta primera etapa de luna de miel empezamos a experimentar una realidad muy distinta la cual se puede volver hasta asfixiante.

Ahora bien para poder estar firmes y poder superar a diario éstas batallas hemos tenido que recurrir a la oración individual y la oración familiar, así mismo hemos tratado de estudiar la Biblia de manera sistemática y constante, por otro lado ha sido muy saludable el poder estar relacionándonos siempre con amigos en el campo. En la medida que estemos rodeados con personas que ya han atravesado éstos procesos será mucho más fácil saber cuál es el mejor camino a tomar, la Biblia dice que en la multitud de consejeros hay sabiduría, seguridad y victoria (Pr.11:14).

Palabras finales:

Estas batallas a enfrentar son reales, seguramente vendrán otras mayores. Esta realidad nos debe de llevar a reflexionar de manera profunda en que tenemos que buscar a Dios de una manera urgente, tenemos que descansar en sus promesas, su Palabra debe de ser nuestro sustento diario, debemos de rodearnos de otros ministros para aprender de sus experiencias.  Finalizo con los siguientes versículos los cuales pueden ayudarnos a enfrentar de manera correcta la realidad de cada una de las batallas que estamos enfrentando en el campo transcultural.

  • Dios nos alienta a no tener temor y a esperar en Él: Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; quedaos quietos, y ved la salvación del Eterno, que Él hará hoy con vosotros; porque a los egipcios que hoy habéis visto, ya nunca más los veréis” (Éxodo 14:13).
  • Él puede guiarnos aun en los mínimos detalles en los cuales tenemos que decidir:Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Rom. 8:14)
  • Él nos proporciona su ayuda, apoyo y nos puede librar de las malas intenciones de las personas: “Tú, mi Dios y Señor, me das tu ayuda y tu apoyo; harás caer sobre mis enemigos el mal que quieren hacerme” (Sal.54:4)
  • Dios es quien tiene el poder absoluto de abrir y cerrar puertas, si las puertas han sido abiertas por Él en una determinada nación nadie las podrá cerrar. “Yo soy el verdadero Hijo de Dios. Yo gobierno sobre el reino de David. Cuando abro una puerta, nadie puede volver a cerrarla; y cuando la cierro, nadie puede volver a abrirla. Ahora escucha lo que te voy a decir…” (Ap.3:7)
  • Dios tiene control de cada situación, de cada proceso en el campo transcultural, por lo tanto tenemos que entender que siempre su voluntad se hará. “Tú eres el Dios de la historia. Todo en el mundo sucede porque quieres que suceda. A unos los haces reinar, y a otros los quitas del trono. Tú haces que los sabios entiendan los misterios más profundos. Donde tú te encuentras no hay lugar para las sombras, porque la luz eres tú” (Da.2:21)
  • Él promete pelear en cada batalla por nosotros: “El Eterno peleará por vosotros, y vosotros estaréis quietos” (Éxodo 14:14).
  • Él promete protegernos  y guardarnos del mal: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Salmos 23:4).
  • “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa de Jehová moraré por largos días” (Salmos 23:6).
  • “Porque un momento durará su furor; más en su voluntad está la vida: Por la noche durará el lloro, pero a la mañana vendrá la alegría” (Salmos 30:5).
  • “Muchas son las aflicciones del justo; pero de todas ellas lo librará el Eterno” (Salmos 34:19).
  • “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro auxilio en las tribulaciones” (Salmos 46:1).
  • “Dios hace habitar en familia a los solitarios; Él saca a los aprisionados con grillos; más los rebeldes habitan en tierra seca” (Salmos 68:6).
  • “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; más a ti no llegará” (Salmos 91:7).
  • “Como el padre se compadece de sus hijos, se compadece el Eterno de los que le temen” (Salmos 103:13).
  • “Porque Él conoce nuestra condición; se acuerda que somos polvo” (Salmos 103:14).
  • “Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas” (Salmos 147:3).
  • “Fíate del Eterno de todo tu corazón, y no estribes en tu prudencia” (Proverbios 3:5).
  • “Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas” (Proverbios 3:6).
  • “Cuando los caminos del hombre son agradables al Eterno, aun a sus enemigos hace estar en paz con él” (Proverbios 16:7).
  • “Tú guardarás en completa paz, a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3).
  • “Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios” (Isaías 40:1).
  • “Bueno es Jehová, es fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en Él confían” (Nahúm 1:7).
  • “Entonces los que temen al Eterno hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de Él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre” (Malaquías 3:16).
  • “Bienaventurados los que lloran; porque ellos serán consolados” (Mateo 5:4).
  • “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Mateo 7:7).
  • “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).
  • “Más Jesús, mirándoles, les dijo: Con los hombres esto es imposible, pero con Dios todo es posible” (Mateo 19:26).
  • “La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27).
  • “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).
  • “Y sabemos que todas las cosas ayudan a bien, a los que aman a Dios, a los que conforme a su Propósito son llamados” (Romanos 8:28).
  • “Más si lo que no vemos esperamos, con paciencia lo esperamos” (Romanos 8:25).
  • “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?” (Romanos 8:35).
  • “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó” (Romanos 8:37).
  • “Por lo cual estoy seguro que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir” (Romanos 8:38).
  • “Ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna otra criatura nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:39).
  • “Porque las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia y consolación de las Escrituras, tengamos esperanza” (Romanos 15:4).
  • “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de misericordias, y el Dios de toda consolación” (2 Corintios 1:3).
  • “Que estamos atribulados en todo, pero no angustiados; en apuros, pero no desesperados” (2 Corintios 4:8).
  • “Perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no destruidos” (2 Corintios 4:9).
  • “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día” (2 Corintios 4:16).
  • “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y súplica, con acción de gracias” (Filipenses 4:6).
  • “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús” (Filipenses 4:7).
  • “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).
  • “Porque no nos ha dado Dios un espíritu de temor, sino de poder, y de amor, y de templanza” (2 Timoteo 1:7).
  • “Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas; sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado” (Hebreos 4:15).
  • “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:16).
  • “Sean vuestras costumbres sin avaricia; contentos con lo que tenéis; porque Él dijo: No te dejaré ni te desampararé” (Hebreos 13:5).
  • “De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; y: No temeré lo que me pueda hacer el hombre” (Hebreos 13:6).
  • “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte cuando fuere tiempo” (1 Pedro 5:6).
  • “Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7).
  • “Por lo cual, hermanos, Procurad tanto más hacer firme vuestro llamamiento y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás” (2 Pedro 1:10).
  • “Porque de esta manera os será abundantemente administrada la entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 1:11).
  • “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).
  • “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él apareciere, seremos semejantes a Él, porque le veremos como Él es” (1 Juan 3:2).
  • “Y enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21:4).

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s