Tres cosas buenas que todo buen joven debería de hacer

Rhino

“Desde que yo era joven tú has sido mi maestro, y hasta ahora sigo hablando de las maravillas que has hecho” (Salmo 71:17 TLA)

La juventud es una de las etapas más grandiosas en la vida de todo ser humano mayormente cuando esta se ha consagrado a los propósitos eternos de Dios. Ya a punto de llegar a mis treinta años he estado reflexionando en esta etapa de la vida la cual o bien puede aprovecharse o puede echarse a la basura fácilmente. Quiero por lo tanto compartir tres breves elementos que todo joven debería de hacer para poder ser útil en las manos de Dios.

Primer elemento: Practicar las disciplinas espirituales

Todo lo que respecta a la práctica de las disciplinas espirituales se convierte en la base de todas las demás cosas. Un joven que conoce a Dios se puede conocer a sí mismo y puede orientar su vida en la senda de un camino triunfante y productivo. Todos sabemos que los tiempos actuales son tiempos difíciles, sumado a esto con todos los avances tecnológicos y la evolución de nuestras sociedades los jóvenes actuales tienen una forma muy singular y relativista de ver la vida. La sociedad actual es una sociedad posmoderna y cada vez más escéptica a los elementos que tienen que ver con la existencia de un ser superior. El joven actual por lo tanto para poder estar firme a la influencia de los valores de esta sociedad debe de disponerse a practicar aquellas disciplinas espirituales, entre ellas por ejemplo: la oración, el ayuno, el servicio, la adoración, el estudio de la Biblia, entre otros. Tales disciplinas le servirá en gran manera en su crecimiento y madurez cristiana.

Segundo elemento: Involucrarse en su iglesia local

Otro elemento muy importante tiene que ver con la participación o involucramiento en áreas de ministerio dentro de la iglesia local a la cual se pertenece, no hay nada más placentero y noble que invertir nuestra energía y esfuerzo sirviendo a los demás. La iglesia necesita la experiencia y sabiduría de los ancianos pero también necesita la energía y sagacidad de los jóvenes. El joven actual debe de tomar protagonismo en su rol de liderar a una generación que se pierde en las corrientes de este siglo. Conozco jóvenes que sueñan con ser grandes predicadores, conferencistas o “salmistas” reconocidos pero que en sus iglesias locales ven con menosprecio involucrase en una clase de escuela dominical por ejemplo. Creo que la grandeza de todo ser humano se esconde en una vida de sencillez y humildad no fingida.

Tercer elemento: Estudiar incansablemente

Este es otro elemento de mucho significado ya que como lo dije anteriormente el mundo actual es un mundo altamente demandante y exigente. Hay países en Centro América por ejemplo en donde empresas internacionales han tenido que cerrar y moverse a otro país por el simple hecho de no encontrar jóvenes bilingües. Hace algunos meses leí un artículo de un periódico digital que decía que la OMS (Organización Mundial de la Salud) había excluido al Salvador de la misión internacional para combatir el ébola, ya que los médicos enlistados no hablaban inglés ni francés. Sea cierto o no el punto es que el joven de hoy debe de estar equipado con diferentes herramientas que le permitan salir adelante y estar preparados cuando la oportunidad toque a la puerta. Nuestra juventud debe de ser emprendedora, soñadora y visionaria, para ello será necesario un cambio en la manera de pensar de nuestros jóvenes. La famosa frase desde los púlpitos que decía que el joven mientras más preparado Dios más podía usarlo tiene mucho de cierto. La Biblia nos exhorta a no conformarnos a la forma de pensar de este mundo.

Palabras finales:

Estimados jóvenes, ¡A tomar cartas en el asunto! Dios es el centro de todas las cosas y a través de las disciplinas espirituales podemos crecer en el conocimiento de Él, por otro lado será necesario que busquemos abrirnos espacio y disponernos a servir dentro de nuestra iglesia local, finalmente cambiemos nuestra manera de pensar y pongamos en las manos de Dios nuestra visión de superación de tal manera que él pueda usarnos para su gloria. ¡No nos detengamos, sigamos avanzando!

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s