¿Y usted toma vino?

falsos-profetas

“Por lo tanto, no dejen ustedes que el pecado siga dominando en su cuerpo mortal y que los siga obligando a obedecer los deseos del cuerpo. No entreguen su cuerpo al pecado, como instrumento para hacer lo malo. Al contrario, entréguense a Dios, como personas que han muerto y han vuelto a vivir, y entréguenle su cuerpo como instrumento para hacer lo que es justo ante él. Así el pecado ya no tendrá poder sobre ustedes, pues no están sujetos a la ley sino a la bondad de Dios” (Rom. 6:12-14 DHH)

Hace unos días una persona cristiana acá por estas tierras se me acercó y me preguntó ¿Usted toma vino? a lo que yo le respondí: “algunas veces”, luego tal persona al escuchar mi respuesta frunció el ceño y me dijo con un tono un poco fuerte: ¡eso es pecado! ¡Eso los cristianos no lo hacen acá! Luego de ese episodio me quede muy pensativo en lo relacionado a la manera a lo que muchas personas cristianas le llaman pecado. Hay cosas muy estigmatizadas por las sociedades en todo el mundo; lo que para unos es pecado para otros no lo es. Por ejemplo en algunos contextos algunos cristianos consumen el vino (fuerte), té de coca, té de cannabis, y otras cosas que pueden representar el satanismo para algunos sectores más conservadores dentro de las iglesias. Dentro de muchas iglesias acá en Nepal algunos jóvenes usan piercings y tienen uno que otro tatuaje en su cuerpo, las damas no pueden usar falda porque eso puede ser considerado impropio en una mujer cristiana.

***

Generalmente nosotros (contexto salvadoreño) nos especializamos en apuntar con nuestro dedo índice y decir ¡eso es pecado! En todo esto veo una pequeña expresión de hipocresía o falsa espiritualidad ya que si bien es cierto hay muchas cosas muy explícitas a las que le llamamos pecado como lo es tatuarse, tomar vino, tomar té de coca, usar cierto tipo de vestimenta, etc. Sin embargo ¿Cómo le llamamos a las cosas que no son tan explícitas al mundo? El mismo que le llama pecado al tatuaje es el mismo que no paga sus diezmos y que por lo tanto es un ladrón; el mismo que le llama pecado a tomar vino es el mismo que practica el chisme; el mismo que le llama pecado a usar pantalón es el mismo que codicia en secreto a la mujer del prójimo.

***

Otro pequeño ejemplo lo podemos ver en el contexto del judaísmo, en tal contexto se procuraba una dieta balanceada y saludable, había prohibición de ciertos alimentos por motivos de salubridad, algunos animales eran considerados inmundos. En la actualidad existen muchos templos urbanos en donde se adora al dios hamburguesa, al dios pizza hut, entre otros; tanto el que fuma un cigarrillo como él que come hamburguesas está haciendo daño a su cuerpo, pero si sabemos de un cristiano que está batallando por dejar el cigarrillo nos escandalizamos al saber que de vez en cuando fuma; pero no nos escandalizamos si nuestro pastor es adicto a las hamburguesas, a la pizza hut o a la coca cola. La diferencia entre el cigarrillo y la hamburguesa es que uno esta estigmatizado como pecado (ojo, no estoy justificando que un creyente pueda fumar) mientras que el otro esta promocionado como una buena opción de comida rápida. También desde los púlpitos se envía al infierno a los que frecuentan al cine, pero el condenador mira  las mismas películas en la comodidad de su televisor en su casa después del haber ministrado en el culto.

***

Debemos de ser más cuidadosos en enfocarnos en otras personas antes que en nosotros mismos, sería bueno abandonar el papel de cazadores de brujas dentro de nuestras iglesias y hacer una introspección profunda de nuestra vida privada, estoy seguro que encontraremos mucha basura maloliente. No existen los pecados grandes, medianos o pequeños, no existen mentiras piadosas, no existen mentiras necesarias. Todo aquello que esté en contra del carácter santo de Dios es PECADO, oponernos a los preceptos de Dios es pecado, por eso es apóstol Pablo dijo a la iglesia en Corinto:

1. No reine el pecado en vuestro cuerpo mortal: lucha diaria contra la naturaleza pecaminosa
2. No entreguen su cuerpo al pecado: acción voluntaria o involuntaria para pecar
3. Así el pecado no tendrá poder sobre ustedes: Cristo venció el pecado y nosotros podemos vencer por medio de Cristo.


Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s