Ideas básicas para realizar viajes transculturales a corto plazo 

Anciana preparando la panga

Durante casi tres años Dios nos dio un privilegio inmerecido, el regalo consistió en darnos la oportunidad de explorar e investigar las comunidades indígenas Mayangnas ubicadas en la zona indígena de Nicaragua en la Reserva Bosawas. En el 2011 tuve el privilegio de viajar junto a mi buen amigo, pastor y compañero de misiones Marvin Beltrán, sin saber absolutamente nada sobre un viaje al corazón de la selva, decidimos aventurarnos y explorar algunas comunidades indígenas. Debo decir que esa fue una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida, es por tal motivo que quiero compartir con ustedes los pasos que tuvimos que dar para iniciar un proyecto ministerial en la zona indígena de Nicaragua.

 

(1) Oración con propósito de guianza

A punto de culminar nuestra carrera de Misiología en la Universidad Cristiana de Las Asambleas de Dios en El Salvador, el grupo de compañeros se encontraba muy emocionado, algunos estaban planeando hacer su práctica en Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Ecuador, etc. En nuestro caso aún no teníamos definido nuestro destino. A falta de quince días seguíamos orando y preguntando a Dios sobre el lugar al cual él quería que fuéramos; fue así como un día mientras compartíamos el desayuno con Dina (mi esposa) de repente me dijo:

-Mire fíjese que en mi país existe un grupo indígena llamado los “Mayangnas” ellos viven en una zona de muy difícil acceso y casi nadie se anima a ir a esos lugares” Luego que mi esposa terminó de hablar, sentí en mi corazón un estremecimiento y tuve el impulso de tomar ese reto. Rápidamente traté de ignorarlo pero de pronto de una manera muy directa me di cuenta de que la respuesta a nuestras oraciones había llegado.

De manera que el primer paso para planificar viajes misioneros a corto plazo es la oración para pedir la guianza de Dios, lo más importante es escucharle y obedecerle. Un ejemplo claro lo vemos en la vida del Apóstol Pablo a quien le fue prohibido anunciar el mensaje en una provincia de Asia.

“Pablo y sus compañeros intentaron anunciar el mensaje de Dios en la provincia de Asia, pero el Espíritu Santo no se lo permitió” (Hechos 16:6-10 TLA)

 

(2) Investigación misiológica

Luego de que tuvimos la certeza de enfocar nuestro proyecto de investigación entre los grupos étnicos Mayangnas, llegó el momento de investigar acerca de esta familia étnica. La sorpresa fue muy grande ya que detrás de este grupo étnico se esconde una historia muy triste. Los Mayangnas al igual que otros grupos étnicos en la zona indígena luchan a diario por sobrevivir y por cuidar su patrimonio e identidad cultural, viven en comunidades diseminadas a las orillas de los ríos, subsisten de la caza y de la pesca, las condiciones de pobreza son muy grandes; en materia de desarrollo ha habido muy poco avance.

Conocer un poco más la historia de los Mayangnas nos terminó de convencer y sensibilizar para enfocar nuestros esfuerzos hacia ellos. Por consiguiente, aprendemos entonces que la investigación del lugar al queremos ir es de mucha importancia ya que necesitamos saber cuáles son las oportunidades y los riesgos que se corren en un determinado lugar. Misión sin planificación puede significar una enorme frustración. Es importante entonces conocer y profundizar sobre las costumbres del grupo étnico, su idioma, su cosmovisión, religión. Todos estos elementos nos ayudarán a la hora de elaborar un proyecto o un plan exitoso.

“Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan” (Pr.15:22 NVI)

 

(3) Crear contactos con personas claves

Este elemento también es trascendental, previo a la planificación de nuestros viajes misioneros no hay nada más emocionante y estratégico que hablar con personas que ya han estado allí. Es por ello que aconsejamos tomarse el tiempo para hablar con pastores, lideres o personas que conozcan de primera mano los lugares que queremos visitar. Será importante por ejemplo saber que piensa un determinado grupo étnico acerca de un extranjero, ¿Cómo lo ven? ¿Es una amenaza o se sienten felices de recibir personas extranjeras? Hace mucho tiempo conocimos una familia que estuvo a punto de perder la vida por ignorar los pasos que se tenían que seguir para entrar a un grupo étnico. Ellos entraron con las mejores intenciones de compartir el mensaje del evangelio pero no se percataron que tenían que seguir un protocolo de comunicación indígena para poder tener acceso a un territorio protegido por caciques.

El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y reciben el daño. (Pr.22:3 RVR60)

 

(4) Elaborar el Plan

Esta es una de las partes más emocionantes ya que trata sobre plasmar por escrito lo que pensamos ir a realizar al campo misionero. Pienso que es más efectivo establecer un compromiso a largo plazo, si es que acaso queremos ver y disfrutar los resultados de nuestro trabajo. Los viajes a corto plazo sirven para que seamos más sensibles a la tarea misionera, pero lo que en realidad buscamos no es ser más sensibles, sino más bien obedecer el mandato misionero de Dios. El plan debe de estar en sintonía con las necesidades del grupo que queremos visitar y sobre todo debe de estar en sintonía con la Palabra de Dios.

El centro de nuestra planificación debe de ser la gloria de Dios, que los pueblos le alaben, le conozcan y le disfruten como un Dios personal. En nuestro caso particular luego de investigar el poco avance del evangelio entre los indígenas del Bosawas decidimos enfocar nuestro plan en la investigación de campo para luego pensar un proyecto de largo plazo. En otras palabras decidimos invertir cinco o seis semanas en investigación. Haciendo uso de algunas herramientas misiológicas como la famosa escala de Engels, entrevistas, conversaciones con nativos, observación y convivencia con el grupo étnico pudimos obtener insumos muy valiosos para poder crear a futuro un proyecto de largo plazo.

“El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor” (Pr.16:9 NVI)

 

(5) Creación de un equipo en Misión

Siempre sobraran candidatos que quieran aventurarse en los viajes de corto plazo; pero se tendrá que tener mucho cuidado a la hora de seleccionar al equipo en misión. En este sentido el rol de los pastores será muy importante ya que ellos mejor que nadie conocen a sus ovejas y pueden recomendar quienes pueden ir o no. Otro detalle a tomar en cuenta tiene que ver con el objetivo principal del viaje, primero tenemos que preguntarnos ¿Qué iremos a hacer al campo? Puede ser que entre los objetivos del viaje se tenga hacer una investigación misiológica, evangelizar, enseñar, discipular, hacer trabajo comunitario etc. Si tenemos claro el propósito principal del viaje será mucho más fácil responder a la siguiente pregunta ¿Qué tipo de personas necesitamos para nuestro equipo?

La verdad, «más valen dos que uno», porque sacan más provecho de lo que hacen. Además, si uno de ellos se tropieza, el otro puede levantarlo. Pero ¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse! (Ecl.4:9-10 TLA)

 

(6) Sesiones de entrenamiento

Cuando nuestro equipo en misión ya está listo ha llegado la hora de sentarnos a prender juntos y compartir todas nuestras inquietudes acerca del viaje misionero. El líder debe de tomarse el tiempo para orar junto con su equipo, ministrarlo y hablar abiertamente sobre el viaje. Conozco algunos ministerios que exigen a los candidatos tomar un curso introductorio sobre misiones, quienes no puedan asistir a las sesiones de entrenamiento simplemente no pueden ir a los viajes de corto plazo. La convivencia previa con el equipo será clave para que se conozcan los unos con los otros y así poder evitar experiencias desagradables entre los miembros del equipo.

Palabras finales:
No olvidemos entonces que los viajes a corto plazo deben de ser solo una plataforma para tomar un compromiso misional a largo plazo en donde toda la iglesia sea parte de los esfuerzos evangelizadores que se pretenden desarrollar. No hay nada más excitante que ver una iglesia en misión saliendo de sus cuatro paredes para anunciar el mensaje de Cristo en todos los confines de la tierra.

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s