Pensamientos sobre de la misión de la iglesia

DSC_5537

¿Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por el Espíritu, ¿vais a terminar ahora por la carne? (Gal.3:3)

El tema de la Misión de la iglesia a lo largo de la historia ha generado mucho escenario de debate, controversia y pudiéramos decir que hasta confusión. Por un lado algunos creían que el Plan de Jesús era establecer el Reino y habiendo fracasado no tuvo otra opción más que fundar la iglesia. En la época Constantina vemos a la iglesia insertarse en el aparato estatal del momento, esto llevó a la iglesia a una forma de institucionalización y a tener un concepto diferente acerca de su misión. Muchos teólogos de la época (Los Bizantinos) llegaron a abrazar el siguiente postulado “Un Dios, un Logos, un Emperador, un Imperio”. Básicamente este fue el fundamento de la teología del imperio durante muchos años y ya como todos sabemos se originó un desastre ya que la iglesia quería dirigir las decisiones del estado y también el estado quería gobernar a la iglesia. ¿Cuál fue el resultado histórico? La iglesia paso de ser sierva de Cristo y paso a convertirse en esclava del imperio.

***

Durante los últimos años la teología del Reino ha tomado mucho auge y se ha manifestado de muchas maneras, algunos postulados son más conservadores y otros más abiertos, liberales y humanistas. Uno de esos enfoques liberales acerca de la misión de iglesia propone un evangelio insertado en las fibras políticas de nuestra sociedad. Esta forma de ver o concebir el evangelio propone la siguiente premisa: “El hombre puede ser el autor de su propia transformación sin necesitar tanto de la intervención de Dios” ¿No es esto una premisa humanista? Tener un visión filosófica y humanista acerca de la misión de la iglesia nos puede llevar al enfoque teológico de que nuestra misión esencial es crear sociedades justas donde no existen los pobres y en donde la riqueza es administrada de una forma proporcional terminando con los males que adolecen nuestras sociedades. ¿Será que el objetivo final de la misión de la iglesia radica en buscar el bienestar del hombre?

***

Como lo expresé anteriormente, los matices o las expresiones de esta teología del Reino se han manifestado de muchas formas, entre ellas tenemos el surgimiento del Evangelio Social, las teologías de la liberación, las cuales si le echamos un ojo a la historia naturalmente han tenido un gran impacto en los países más pobres del mundo. Debido a esta manera de concebir el quehacer de la iglesia, muchos han llegado a creer que se puede ganar el favor de Dios o el cielo convirtiéndose en filántropos o en una “madre Teresa”. Partiendo de esas ideas muchos llegan a interpretar que el énfasis de nuestro cometido misional tiene que ver exclusivamente con el trabajo social y que únicamente se debe de predicar o enseñar sobre como generar impacto los pobres. ¿No es esto un reduccionismo del evangelio o una visión sesgada de la misión?

***

La misión de la iglesia debe de ser analizada desde la plataforma de las Sagradas Escrituras, no podemos mezclar las filosofías liberales y los presupuestos filosóficos humanistas, no podemos mezclar las ideas seculares con el contenido fidedigno de la Palabra de Dios. Podemos estar seguros que el impacto del evangelio genera cambios en nuestras sociedades, transforma vidas, transforma culturas y genera espacios de transformación; no obstante, debemos de tener mucho cuidado en lo que predicamos y hacemos ya que el auge y la propagación de ideas liberales crecen a diario en nuestro contexto latinoamericano.

***

Creo firmemente que la iglesia de Cristo está conformada por todos aquellos que han sido llamados por medio de la gracia y la soberanía de Dios. Ser iglesia no es tener un romance con el estado creyendo que los procesos de transformación se van a originar si somos parte de las estructuras de poder e influencia. Ser iglesia no significa magnificar el intelectualismo y el secularismo como objeto y sujeto de todas las cosas. Ser iglesia y hacer misión es tomarse de la mano del gran maestro Jesucristo, seguir sus enseñanzas, procurar obedecer lo que él ha dicho en su palabra, tratar de imitarle y seguirle bajo una plataforma de dependencia constante, en donde lo más importante es procurar su gloria a través de nuestra obediencia.

***

No podemos por lo tanto diezmar la PROCLAMACIÓN BÍBLICA, justificando o argumentando que la Palabra más halla se ser expuesta debe de ser practicada en términos de servicio social. Si esto hacemos o pensamos puede significar que hayamos perdido la Brújula de la Biblia y de nuestro ministerio. El quehacer de la iglesia se fundamenta en la Exposición dela verdad de Dios, tal exposición obviamente no debe de divorciarse de acciones concretas; pero proponer un evangelio sin Proclamación y con énfasis en las acciones filantrópicas no es más que negar el contenido de la Biblia.

Saludos estimados amigos

2 comentarios

    • Es preocupante amigo, el pensamiento de que la iglesia debe de abandonar la exposición/demostración del evangelio y anclarse a las estructuras estatales de poder para generar transformación puede desviarnos del espíritu profético de Jesús y puede llevarnos a extremos humanistas..Mis mejores deseos para ti y tu family

      Me gusta

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s