Un líder llamado Josafat 

DSC_6808

“Si en alguna ocasión nos castigas con toda clase de males, y en medio de nuestras angustias venimos a buscarte a este templo, escúchanos y ayúdanos” (2 Cr.20:8-9 TLA)

Hace mucho tiempo existió un hombre quien al observar y vivir en un contexto de crisis espiritual y social, decidió introducirse en la vestimenta de un revolucionario o reformador religioso y social. Su nombre es Josafat. El reinado de este líder tuvo una duración de 25 años; el ejercicio o la forma en la cual lideró al pueblo sirvieron para infundir esperanza en una época sombría y decadente. Josafat no fue un personaje que tuvo que esperar mucho tiempo para empezar a modificar el sistema religioso y social de su época. El punto era claro: Israel estaba en crisis y se tenía que actuar pronta y sabiamente. El programa que ejecutó este gran líder de Israel rindió sus frutos en el tiempo y el pueblo pudo gozar de un periodo de estabilidad.

  • Aplicación: al igual que en la época de Josafat, podemos establecer que nuestra sociedad está en crisis, nos encontramos en un pleno estado de agonía y ante esto como iglesia de Cristo debemos de reaccionar y volver a la senda de nuestro cometido, a nuestra tarea gloriosa de la manifestación de los verdaderos hijos de Dios.

Veamos entonces en que consistieron los pasos que llevaron a  Josafat a la implementación  de un liderazgo transformador.

1. PRIMERO: ORGANIZÓ UN EQUIPO EN MISIÓN

En primer lugar fue necesaria la conformación de un equipo en Misión. Josafat entendió la importancia de contar con equipo de apoyo. Su equipo inicial estuvo muy bien organizado y fue integrado por cinco príncipes, nueve levitas y dos sacerdotes. Con el perfil de este equipo, Josafat estaba dejando claro que el fundamento del éxito estaba rotundamente ligado a la relación del pueblo con el Eterno.

  • Aplicación: dentro de una iglesia pueden existir dos tipos de liderazgo, el primero puede estar conformado por aquellos que han sido elegidos a través de una elección democrática, “dedocrática” o por conveniencia; probablemente no sean los más aptos o idóneos para el ministerio, pero lograron colarse en la estructura del liderazgo eclesial. El segundo tipo de liderazgo es el liderazgo en Misión, este liderazgo tiene claridad sobre lo que Dios desea hacer en un determinado lugar y se dispone a ser un instrumento efectivo para su gloria.

2. SEGUNDO: PRIORIZÓ LA ENSEÑANZA DE LA PALABRA



La labor principal del equipo en Misión de Josafat fue ir por todo Judá enseñando la ley al pueblo. Josafat sabía que si el pueblo permanecía alejado de la ley de Dios estarían siempre destinados a la derrota y al caos nacional. La crisis de Israel precisamente era producto de haberse olvidado de los preceptos divinos. Nada más que la Palabra podía despertar el corazón del pueblo, fue por ello que el equipo en Misión se dedicó con empeño a esta vital tarea.

  • Aplicación: creo que si en realidad deseamos ver un cambio en nuestras iglesias y en nuestra sociedad lo primero que tenemos que hacer es evaluar el nivel de importancia que tiene la Palabra en nuestra vida. Todos aquellos cambios que se intenten hacer lejos del fundamento de la Biblia estarán condenados al fracaso. Para que una iglesia despierte de su letargo e incida en la transformación de su sociedad debe de volverse al texto sagrado de Dios. Si revisamos la historia del pueblo de Israel descubriremos que todos los grandes momentos de transformación social y gloria estuvieron estrechamente ligados, o fueron el resultado de volverse a la Palabra y hacer de ella el manual de vida.

3. TERCERO: ERRADICÓ LA INFLUENCIA DE LA IDOLATRÍA

Parte de la labor de este equipo fue suprimir los lugares altos dedicado a las deidades paganas, tales lugares o expresiones de adoración pagana eran una influencia nociva para la identidad religiosa del pueblo. Recordemos que para esta época, el pueblo había sido altamente influenciado con las religiones paganas.

  • Aplicación: Israel intentó erradicar a los baales de su entorno. Nuestro problema ahora es que los más grandes baales están adentro de nuestras iglesias, están en nuestras casas, en nuestros corazones. Es muy común y normal ver hoy en día como muchos creyentes han caído prisioneros del materialismo, de la mundanalidad y de toda forma de idolatría. También tristemente nuestras iglesias están llenas de creyentes que adoran o confían en hombres carnales quienes abusando de sus nominaciones eclesiales se presentan como dioses, dedicándose a profanar los púlpitos y a desviar al pueblo de la verdad.

4. CUARTO: PROMOVIÓ PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL



La forma de liderar de Josafat y el apoyo de su equipo generó cambios significativos en el pueblo, con ello vino un nuevo despertar espiritual o una forma de avivamiento nacional, el cual fue producido por la actitud radical de volverse a la ley de Dios. Tal despertar espiritual tuvo un efecto muy notable en el contexto social. Josafat empezó a fortificar las ciudades, construir sitios de resguardo, establecimiento de unidades militares y de combate en todo el país (2 Cro.17:1-19).

  • Aplicación: ¿Será posible convertir nuestro país en un lugar digno para poder vivir tranquila y pacíficamente con nuestras familias? ¿Será posible convertirnos en un país seguro en donde desaparezcan los niveles de criminalidad? La respuesta es rotundamente SÍ, podemos lograrlo, podemos aspirar con ese sueño sin pensar que es una utopía. Pero para esto será necesario que se empiecen a levantar los Josafat en cada una de las comunidades de nuestro país. Israel logró vivir en paz en este periodo. Luego de haberse vuelto de todo corazón a la ley de Dios pudieron ser restaurados espiritualmente y consecuentemente los principales líderes nacionales pudieron tener la sabiduría para crear y aplicar las mejores políticas de seguridad nacional, las cuales fueron todo un éxito.

Palabras finales:
En conclusión podemos decir que bajo el reinado de este gran Líder el pueblo de Israel floreció política y religiosamente. Pero notemos que todo esto fue producto de haberse vuelto a la ley de Dios. La promesa de Dios aún sigue vigente para nosotros:

“Si ustedes me desobedecen, no les enviaré lluvia, y les enviaré saltamontes para que devoren sus cosechas, o les enviaré una enfermedad. Pero si mi pueblo se humilla, y ora y me busca, y si al mismo tiempo abandona su mala conducta, yo escucharé en el cielo su oración, perdonaré sus pecados y los haré prosperar de nuevo” (2 Cr.7:14 TLA)

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s