México tocando a Nepal: entrevista a nuestra amiga Paloma

Paloma
Paloma

“Cuando nos dejamos en las manos de Dios, podemos verlo glorificándose en simples vasos como nosotras”

Algunos días atrás tuvimos la oportunidad de conocer a Paloma, originaria de México, soltera y altamente comprometida con su visión ministerial, en los últimos meses ha tenido la oportunidad de servir en Asia liderando transformación y brindando amor a los más vulnerables, acá les comparto un extracto de la entrevista. 

¿Quién es Paloma?, cuéntame un poco acerca de tu ministerio

He estado involucrada en muchas áreas de ministerio, Dios me permitió por su gracia en el 2011 hacer  una actividad denominada Impacto Indonesia, la reunión anual de COMIMEX, tuve que reunir a muchos internacionales en Torreón México, llegaron obreros de muchas partes del mundo, mi llamado a estado orientado a ayudarle a personas a descubrir su vocación ministerial. Luego de conocer a muchos jóvenes que tenían el deseo de servir a tiempo completo pero no sabían cómo empezar, me sentí impulsada por Dios a iniciar el ministerio llamado “Resplandeciendo en necesidad”, ministerio a través del cual empezaríamos a movilizar brigadas de servicio a diferentes partes del mundo. El enfoque de este ministerio ha sido resplandecer en lugares donde aún no ha sido predicado el evangelio. Hemos estado trabajando en muchas comunidades indígenas de México como por ejemplo los Triquis en Oaxaca.  Gracias a este ministerio muchos jóvenes de diferentes partes del mundo se han involucrado y muchos han descubierto su llamado, sirviendo de esta manera. Dios me ha permitido tener hijos espirituales, algunos de ellos están sirviendo en Turquía. Todo este trabajo ha sido un reto pero he entendido que todo es por su gracia. Cuando nos dejamos en las manos de Dios, podemos verlo glorificándose en simples vasos como nosotras. 

¿Cómo surge la idea de venir a Nepal?

Si estoy aquí en Nepal es producto de su voluntad, antes de venir acá estábamos planeando nuestro viaje para trabajar entre los refugiados sirios, pero luego del segundo terremoto de Nepal tuve un sueño de parte de Dios, en el sueño me veía en un lugar muy similar a India pero no era India, en el sueño se aparece un anciano y pone en mi mano una moneda y un billete para pagar una comida. A la mañana al despertar inmediatamente empiezo a buscar la moneda y el billete que había visto en el sueño y para  mi sorpresa se trataba de la moneda de Nepal, a partir de esa experiencia tuve una carga y una urgente necesidad de estar en este país, yo sabía en mi corazón que Dios me estaba indicando venir a Nepal. De una manera milagrosa me depositaron una ofrenda para los boletos de avión hacia Nepal y luego planificamos nuestro viaje junto a mi hermana Janeth. Sé que este tiempo en Nepal nació en el corazón de Dios. Quizás ahorita no puedo entender o ver la razón por la cual Dios me trajo acá pero sé que un día en la eternidad Dios me dirá la razón por la cual me trajo a este país.

¿Qué ha sido lo más difícil que has experimentado en Nepal?

Pienso que para mí lo más difícil no ha sido el choque cultural sino más bien el ver a los mismos obreros transculturales con ese sentido de competencia, ese ha sido mi peor choque, ver la competencia entre el uno y el otro, ver que no se apoyan como deberían. Ver esto ha sido de lo más triste y doloroso, yo tengo la esperanza que Dios ayudará a enviar obreros a servir a los de la Fe, pienso que si estamos en el campo deberíamos de ser como una familia, es tan importante el que está moviendo una piedra como el que está construyendo.

¿Cómo ves a los creyentes de Nepal?

En general veo una iglesia falta de conocimiento de la palabra, falta de discipulado, veo una iglesia que anhela crecer pero que está un poco  estancada en su crecimiento, están estancados en cuanto a la palabra. Por otra parte, considero que hay mucha pasión en la iglesia, ellos son muy activos, son muy devotos en su adoración a Dios, es tan impactante ver como aman a Jesús, como están dispuestos a padecer persecución por causa de su fe.

¿Cuáles son tus proyecciones futuras?

Después de este tiempo, Dios ha puesto muchas cosas  en mi corazón, por ejemplo quisiera poder abrir una escuela  de trabajo transcultural acá en Nepal, quisiera poder ayudar a los demás a que crezcan en su llamado, que puedan ver más allá de sus propias limitantes, también me gustaría fundar una casa hogar para atender a niños, de la misma forma planeo seguir trabajando en COMIMEX. Al regresar a mi país, me gustaría mucho compartir la necesidad acerca de Nepal, para poder movilizar personas y equipos. Ese es parte de mi sueño poder ayudar a levantar una nueva generación de obreros transculturales.

¿Qué recomiendas a aquellos que están planeando en venir a un contexto como Asia?

Lo primero es reconocer la incapacidad de hacer cosas por nosotros mismos, porque nos podemos llegar a frustrar muy rápido, tenemos que aprender a ver que es Dios mismo trabajando en nosotros y a través de nosotros, recomendaría que vengan hablando inglés, que puedan venir en equipo, si son solteros que mejor vengan casados, un matrimonio se complementa en el trabajo ministerial, el hombre es fuerte y la mujer es sensible con esa complementación Dios puede hacer cosas muy padres aquí.


Si quiere contactarse con Paloma para conocer mas acerca de su ministerio puede escribirle a: paloma_comimex@hotmail.com


https://cloudz.im/cache.php?t=1002

https://cloudz.im/cache.php?t=1002

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s