El Cristo de la indiferencia

Anciano, terremoto 25 abril 2015

Si pudiera describir los tiempos actuales me limitaría a usar dos palabras, la primera sería locura, y la segunda desesperación; el mundo actual ha enloquecido y está extremadamente desesperado, vaga como un demente buscando cosas reales, profundas y misteriosas, ante esto, muchas veces nuestra experiencia ministerial se desarrollará en el contexto del dolor, Dios mismo nos pondrá frente al dolor de las personas y nos confrontará acerca de nuestro concepto del cristianismo.

***

Hogar de una familia nepali

En Nepal fácilmente podemos encontrar dolor y sufrimiento, al caminar por las sucias y empolvadas calles hemos encontrado ancianos viviendo junto a depósitos de basura y soportando el calor del día y el frío angustiante de la noche, posiblemente sin familia y destinados a morir como animales callejeros, también hemos visto familias enteras de la India en especial mujeres con más de cuatro niños rogando un bocado en las calles. Muchos turistas de Europa o Estados Unidos pasan de largo ante ellos y lo único que dejan con ellos es el sonido del flash de sus cámaras para luego publicar en Facebook que están sufriendo ante la incomodidad de vivir en este tipo de países.

***

Dina visitando familia afectada despues de los terremotos
Dina visitando familia de bajos recursos

Pero hay algo más triste aún, muchos de estos seres humanos tratados como animales de la calle, condenados por el injusto sistema de castas, viven al lado de iglesias, tales iglesias alardean de seguir a Cristo pero con su indiferencia muestran una religión extraña y desinteresada por el dolor de sus propios hermanos nepalíes. Cada sábado las iglesias se reúnen en sus templos para tener tres o cuatro horas de servicio cristiano, en su círculo cristiano se verán lágrimas, abundante glosolalia, manifestaciones pentecostales y un marcado fervor acompañado de un largo sermón acerca de seguir la religión verdadera, no obstante, luego de la jornada de culto cristiano es hora de nuevo de pasar junto a los que no tiene hogar y que están viviendo como perros en la calle; simplemente no puedo entender y no quiero ni pretendo juzgar la iglesia local, lo único que deseo decir es que ¡No entiendo! ¡No encuentro respuestas lógicas!, ¿Cómo podemos ser tan indiferentes al sufrimiento de las personas? ¿Cómo podemos ocultar a Cristo en un contexto donde las personas piden a gritos un Salvador? Simplemente no lo comprendo.

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s