Los primeros gigantes que llevaron la luz a China

Robert Morrison, Houdson Taylor, Dixon Hoste y Gladlys Aylward 

Leyendo un poco acerca de cuatro gigantes en la fe que invirtieron su vida en la evangelización de China podemos aprender muchos elementos prácticos acerca de su fe, dependencia en Dios y del modelo de trabajo que desarrollaron en su época.  Acá les dejo un breve extracto:

Robert Morrison
Robert y sus ayudantes

Robert Morrison (1782-1834)

Vida, conversión y llamado
Se cree que Morrison fue uno de los primeros obreros protestantes en trabajar en China, el escocés provenía de una familia de confesión presbiteriana. Su familia era muy piadosa y pobre, su padre trabajaba reparando zapatos, siendo muy chico tuvo que dejar la escuela para poder ayudar a su padre, no obstante, eso no impidió que se convirtiera en un autodidacta, por lo que siguió estudiando en casa.

A sus quince años tuvo la convicción de su necesidad por Cristo y muchos años más tarde comprendió que tenía que compartir su fe. Posteriormente se involucró en la Sociedad M de Londres con la idea de convertirse en un obrero transcultural. Siendo muy joven pudo  dominar el latín, el griego y el hebreo.

Ministerio desarrollado

  • Morrison se propuso ser el primer obrero en China, mientras estudiaba Medicina y Astronomía se trazó el objetivo traducir toda la Biblia en chino; tal objetivo fue alcanzado en catorce años.
  • Elaboró una gramática y se tardó dieciséis años para completar un diccionario para que los obreros que viajaran a China aprendieran el idioma más fácilmente.
  • El primer creyente como fruto de su ministerio fue Tsa A-Ko.
  • Se esmeró por publicar y distribuir Biblias, las Biblias tenían un rotulo falso para que no los descubrieran; de esa manera le logró la difusión de ejemplares en muchos lugares. Durante su ministerio muy pocos vinieron al evangelio, pero la traducción de la Biblia fue clave para alcanzar a miles de chinos en los años venideros.

Estrategia

  • En 1807 se embarcó durante cinco meses para China en una nave que antes hacía escala en Estados Unidos y allí se produjo la famosa conversación con el capitán del barco: “¿De modo señor Morrison que espera usted destruir la idolatría del gran Imperio Chino?” A lo que Morrison contestó: “No, señor, pero espero que Dios lo haga”.
  • Estudió el idioma local poder avanzar en su principal meta de traducción, en esa época existía una ley que condenaba a muerte a cualquiera que le enseñara chino  a un foráneo, la muerte era en forma de tortura, por lo que los ayudantes que Dios le proveyó llevaban colgado en su cuello un porción de veneno para suicidarse en caso de que el gobierno los descubriera.

Sobre el aprendizaje del chino John Wesley bromeaba diciendo: “el chino es un invento del diablo para que no se pueda predicar el evangelio a los chinos”.

Según muchos biógrafos, Morrison sufrió de soledad en sus primeros tiempos; ¡Parecía que todo el mundo en Inglaterra se había olvidado de él!, sin embargo, el apoyo de Dios nunca le falto para poder sacar adelante la tarea que le había sido encomendada. Luego de sus años de ministerio en China decidió volver a Inglaterra con su salud quebrantada, sin saberlo, halló que era famoso y le llovían las invitaciones para compartir su experiencia en muchos lugares. En 1834 partió a las moradas celestiales, justo en el mismo año que murió William Carey.


200px-J_Hudson_Taylor_1865
Taylor, 1865

Hudson Taylor (1832-1905)

Vida, conversión y llamado
Siempre desde muy pequeño tuvo una fuerte carga por China, cuando tenía únicamente cuatro años de edad sorprendió o todos con la siguiente frase: “Cuando yo sea un hombre, quiero ser un misionero en China”. Con el paso del tiempo su declaración fue una realidad, sus padres lo habían consagrado para este fin desde antes de su nacimiento.

Se cree que Taylor en su adolescencia fue mundano, escéptico, burlón y grosero. En una ocasión a sus diecisiete años encontró un folleto sobre el evangelio en la biblioteca de su padre y fue allí en donde su corazón fue tocado por Dios. Estando convencido que iría a China empezó a prepararse de manera diligente, su preparación incluyó una vida de austeridad y de fe, confiando en la provisión de Dios para todas sus necesidades.

Ministerio

Sin haber completado sus estudios de Medicina se embarcó a Shanghái a los 21 años en un viaje que duró seis meses en un buque de carga. Houdson tuvo el respaldo de la CES (Sociedad para la Evangelización de China), su ministerio fue desarrollado en el contexto de la guerra civil en la que se encontraba China, por mucho tiempo estuvo rodeado de dolor, miseria, violencia y muerte, definitivamente el Señor lo estaba preparando para el trabajo que realizaría.

Desde su base de operaciones se dedicó a distribuir Biblias y materiales en diferentes lugares. Al inicio, por su aspecto físico fue visto de mala forma por parte de la sociedad, razón por la cual tomó la decisión radical de hacerse acepto a los chinos y abominable a los ingleses, procedió a vestirse con ropa tradicional, se rasuró el cabello por el frente y se dejó una larga trenza por la parte posterior.

Estrategia

  • Se levantaba a las cinco mañana a estudiar el idioma chino y simultáneamente estudiaba hebreo, griego y latín.
  • Utilizó sus conocimientos de Medicina para abrirse paso entre la gente y por así compartirles el evangelio.
  • Estando en pleno desarrollo de su ministerio, la Asociación que lo había enviado cayó en banca rota, esto llevó a Taylor a renunciar a su salario para depender completamente en la provisión divina.
  • Junto con su esposa y otros ministros trabajaron en equipo, ella dirigía una escuela de niños y Taylor servía por medio de su trabajo en el hospital.
  • Tuvo que regresar por cinco años a Inglaterra por motivo del quebranto en su salud, sin embargo, al estar en su país fundó la Misión al Interior de China, a través de este ministerio muchos jóvenes se integraron la obra en Asia, así mismo en los años finales de su ministerio se dedicó a reclutar, entrenar y a enviar ministros jóvenes a muchos lugares donde el evangelio no había sido compartido.

En el cementerio de Yangchow quedaron sepultados su esposa María y cuatro de sus hijos, se dice también de Taylor que era amante de la oración y la lectura de la Biblia, en cuarenta años leyó la Biblia cuarenta veces. En junio de 1905 su alma voló para estar con el Maestro. Se estima que en su muerte habían 205 bases con 899 misioneros y 125.000 cristianos chinos.

Ver la pelicula de Houdson Taylor


220px-DE_Hoste
Hoste

Dixon Hoste (1861-1946)

Dixon Edward Hoste fue un obrero transcultural de origen británico destacado en China, y el que más años vivió de “Los Siete de Cambridge”, un grupo de jóvenes universitarios que aceptaron el desafío de misionar en China. Dixon sucedió a James Hudson Taylor como el líder de la Misión Interior de China, desde 1902 hasta 1935. En su periodo como líder la misión creció de 780 a 1360 obreros, de 364 iglesias a 1200, de 400 bases a 2200, de 1700 bautismos al año a 7500. Siempre será recordado por su humildad, fidelidad y pasión como evangelista.


GladysAylwardGladlys Aylward (1902-1970)

Hija de un cartero, nacida en Londres en 1902,  luego de un sermón quedó convencida de que Dios la estaba llamando a China, después de haber sido rechazada por la Misión China, continuó trabajando y ahorrando dinero para poder viajar en el famoso tren Transiberiano hacia su destino soñado.

Ministerio
Su ministerio se desarrolló en la zona montañosa de Shansi, al sur de Pekín, junto con otra obrera de mayor experiencia fundaron un mesón, por las noches muchos viajeros viajaban en sus mulas y buscaban un lugar para descansar y alimentarse, de esa forma las obreras aprovechaban para compartir historias sobre Jesús. Gladlys practicaba el chino por horas al día, gracias a su disciplina llegó a expresarse con gran fluidez, tristemente su compañera de experiencia en el ministerio tuvo una caída y murió luego de un tiempo.

Gladlystuvo que pasar un tiempo en prisión por causa de no practicar algunas costumbres de la época, sin embargo, esta fue una gran oportunidad para poder compartir el mensaje, de tal forma que fue muy dilegente en predicar el evangelio a los reclusos hasta el punto que se convirtió en el enlace del jefe de la guardia y los prisioneros. Su arduo trabajo se desarrolló durante el bombardeo de los aviones japoneses en 1938. Durante su ministerio llego a adoptar a más de 100 niños huérfanos, también trabajo asistiendo leprosos cerca del Tíbet, en 1947 tuvo que regresar de emergencia a Inglaterra ya que su salud se había deteriorado a causa de las lesiones de la guerra, seguidamente en 1955 regresó a Taiwán y fundó un nuevo orfanato.

De su vida se realizó una película un poco polémica, The Inn of the sixsth, en la película se mancha la reputación de esta grandiosa mujer. Finalmente en 1970 su alma voló a la habitación celestial.

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s