Bienvenido nuevo año 2016

12463510_757648481033465_665742392_n
Cierre de año 2015, el 31 de diciembre con nuestros amigos en casa

Sin más ni menos, ya no hay tiempo de lamentos ni de quejas por las cosas que no pudimos hacer el año pasado o por las cosas que intentamos hacer y que no salieron como nosotros hubiéramos deseado. Ahora estamos al frente de doce meses más, estamos apenas iniciando un tramo más de la carrera hacia nuestros objetivos, metas y propósitos que de manera individual o colectiva nos hemos trazado en la vida. Es así como en este nuevo año 2016 quiero dejarles algunas ideas muy sencillas acerca de cómo podemos disfrutar nuestro próximo viaje a través de los días:

***
Terminemos los proyectos que hemos dejado inconclusos

La mayoría de nosotros tenemos en nuestro baúl de los recuerdos muchos buenos y brillantes proyectos que se nos ocurrieron en algún momento de iluminación pero que por falta de enfoque y pasión a los mismos los dejamos en el olvido, así que pienso que este es un buen propósito en este nuevo año. Recordemos entonces aquello que hemos dejado a medias y pongamos manos a la obra que de seguro grandes resultados y éxitos están esperando por nosotros.

***

Reorganicemos nuestra agenda y procuremos pasar más tiempo con nuestra familia

Muchos de nosotros somos ingratos con nuestras familias, o como dice mi madre: “candil de la calle, oscuridad de la casa”, dedicamos una gran cantidad de tiempo a otras cosas o a otras personas y dejamos en segundo o tercer plano a nuestras familias, esto sin duda es una gran falta ante Dios ya que la Biblia dice lo siguiente: “Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8 LBLA). Si bien el contexto de este verso es muy amplio también podemos asegurar que parte de esa provisión para los de nuestra casa tiene que ver sin duda alguna con proveerles un tiempo y atención de calidad. Nuestra familia necesita saber cada día lo importantes que son para nosotros y es menester invertir un buen tiempo de calidad con ellos, estoy seguro que un día descubriremos el impacto de esta buena acción.

***

Evitemos los excesos de tecnología y dediquemos tiempo a cosas verdaderamente productivas

En mi vida misma esto es un reto constante, a menudo me doy golpes en el pecho recriminándome el tiempo desperdiciado que he invertido en la web. En el libro del profeta Daniel encontramos unas líneas proféticas muy interesantes: “Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará” (Dan.12:4 RVR1960). ¡Vaya que ese aumento de la ciencia en los tiempos actuales nos está pasando factura a todos! Algunos de nosotros sabemos más acerca de deportes y cine que de teología, es más, si hacemos un balance objetivo de cuánto tiempo le dedicamos a las redes sociales y cuánto tiempo le dedicamos al estudio de la Biblia y la oración, de seguro que los resultados serían vergonzosos, ante esto creo sería muy sabio hacer un giro en el timón para este año y dedicarnos a invertir tiempo en cosas productivas y que nos ayudan a crecer como discípulos de Cristo.

 ***

Hagamos un plan sistemático de estudio de las Sagradas Escrituras

La lectura debe de ser un hábito cotidiano, pero yo estoy hablando de la necesidad de hacer un plan de estudio sistemático de la Biblia, algunos piensan que sólo los ministros ordenados deben de tomar cursos formales en algún seminario o instituto, pero la verdad es que todo creyente debería de hacerlo, ¿Cuándo fue la última vez que fuimos a la escuela dominical o a algún culto de enseñanza? Para muchos la enseñanza en doctrina es tediosa, fatigosa y aburrida, pero debemos de entender que es el fundamento de nuestra vida cristiana, nuestra vida debe de estar fundamentada en la Palabra de Dios.

***

 Construyamos un altar genuino en nuestro hogar y dejemos que Dios reine en nosotros

Finalmente quiero invitarlos a convertir nuestro hogar en un verdadero altar de adoración al Dios de los cielos. Acá en Nepal la vida devocional de las personas es altamente extrema, toda la sociedad del país gira en torno a la adoración de sus deidades, esto es verdaderamente sorprendente, desde el más chico al más grande se dedican a adorar a sus dioses durante todo el día y el gobierno destina semanas enteras para adorar. En nuestro caso la adoración debe de ser algo natural y espontáneo, tenemos un grandioso Dios que ha decidido revelarse a nosotros y que nos ha amado con amor eterno, ¿No creen que vale la pena adorarle con todo nuestro ser?

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s