¿Cómo perder la paciencia en Nepal en un minuto?

Así, cuando su confianza en Dios sea puesta a prueba, ustedes aprenderán a soportar con más fuerza las dificultades. Por lo tanto, deben resistir la prueba hasta el final, para que sean mejores y puedan obedecer lo que se les ordene. (Stg.1:3-4 TLA)


 

1. Viajar en taxi

DSC_7611
Transporte publico en Katmandu

Siempre dicen que el medidor de kilómetros no sirve (y es mentira), siempre incrementan más del 50% del costo normal, siempre manejan enojados si uno ha insistido en una rebaja previamente, muchas veces manejan drogados, porque consumir marihuana y otro tipo de droga local es permitido por la ley. Si quiere perder la paciencia en un minuto en este país, tome un taxi y salga a dar un paseo en la ciudad. A parte de todo esto y para variar los conductores llevan la mano pegada al claxon.


2. Comer en restaurantes

12606950_764447690353544_1172789895_n
Set Nepali

Será por limitantes de nuestro idioma o por la manera en la cual ellos nos entienden pero la mayoría de veces cuando ordenas comida en algún lugar decente te llevan lo que no ordenaste y simplemente lo ponen en tu mesa, se ríen y se van, a parte no existe el concepto amabilidad o cortesía, por ejemplo si por accidente se derrama un vaso de agua en la mesa, no pasa nada, tú tienes que limpiar y recoger los vidrios en caso que se quiebre, además los platos en los que te sirven la comida la mayoría de veces van sucios pero no pasa nada, es normal. A nuestra amiga de Bolivia le salió un gusano vivo dentro de una Crispy Burger y esto fue uno de los mejores restaurantes. Olvidé  decir que siempre tienes que pagar el 10% más el 13% como impuestos por la comida, algunas veces se puede llegar a pagar más que eso. ¡A sufrir billetera! También recuerdo el día que nos sirvieron una sopa, no van a creer pero el mesero al sujetar el plato  insertó la uña larga y mugrienta en nuestro aperitivo. ¿Se les antoja?


 
3. Hacer trámites legales

De esto hablaré más afondo cuando nos demos de baja en  estas tierras, pero todo es intento de sacar plata, hemos tenido muy malas experiencias haciendo diferentes tramites, cobros fantasmas, estafa, corrupción, engaño, mentira y muchas más cosas desagradables, como el abogado “cristiano” que nos cobró $20 sólo por leer unas notas en un cuaderno viejo y haciendo enormes pausas para incrementar el tiempo y así sus honorarios por hora. ¡Un desastre!


 

4. Comprar en el mercado

IMG_20150501_170634Si se dan cuenta que no eres de los suyos, ¡prepárate hermano! Pueden incrementar más del 50% a todo lo que compras, es toda una batalla campal, muchos de los vendedores de la calle (con mucho respeto) parecen pirañas que esperan devorarte al oler tu sangre. Es triste tener que luchar con esto todos los días. Hay días que la paciencia se agota y el viejo hombre parece resurgir pero hay que contar hasta mil para no cruzar la línea de fuego.


5. Solicitar la visa

Todo este sistema se basa en la burocracia y corrupción, solicitar visa  es un buen ejercicio para poner a prueba nuestro sistema nervioso y nuestra paciencia, ellos saben que llevan las de ganar y a uno sólo le toca resignarse y alistarse la billetera.


 
6. Visitar un lugar turístico

IMG_20150517_061435A menos que tu apariencia física te haga parecer como un local, podrás librarte de las sangrientas y violentas mordidas del sistema turístico del país, tienes que pagar hasta para entrar en un templo, por ejemplo si un local paga $1.00 un piel blanca puede pagar $5.00 o más, es espantoso, por suerte nosotros pasamos desapercibidos en tanto que no hablemos.

 


7. Haciendo fila

En este país no existe el concepto de orden y turno a la hora de hacer fila, (aunque también pasa en nuestros países) es simplemente la ley del más vivo, no importa que tu vejiga urinaria esté a punto de explotar, simplemente alguien llega y toma tu lugar sin siquiera decir una sola palabra.


 
8. La curiosidad de la gente

Cuando ellos se enteran que eres un extranjero empieza el arduo esgrima de sofismas, o empieza la lucha retórica, te lanzan una ráfaga de preguntas que pueden destrozar tu paciencia en un minuto:
-¿De dónde eres?
-Centro américa
-¿Cuál país?
-Silvator (pronunciación rápida y errónea para dejarlos volar un rato)
¡Oh si, ya se ¿es un país cerca de Pakistán verdad? Jajajaj si, tú pareces musulmán, ¿tú eres musulmán no?
-¡No! ¡No! Soy de el Salvador, en Centro América, y la barba es por que admiro al “Che”
-¿Qué haces aquí? ¿Cuándo llegaste? ¿A dónde vives? ¿Te gusta Nepal? ¿Qué tipo de trabajo haces?

Fin de la conversación: resultado natural = estrés y enojo


9. Navegar en internet

El sistema residencial de internet es muy deficiente, la cosa más increíble que hemos visto es que para un festival que realizan cada cierto tiempo pasean en toda la ciudad uno de sus dioses, el cual tiene la forma de torre, es como un árbol de más de 50 metros de altura, un día antes de pasear el dios por las calles de la capital, las personas enviadas del gobierno cortan todas las líneas y cables (teléfono e internet), de manera que el internet pasa cortado al menos por una semana.


 

10. Reuniones o citas

En esto creo que somos exactamente iguales nosotros los salvadoreños y quizás uno que otro centroamericano, 5 minutos para ellos puede significar 45 minutos, así que lo mejor es ser un poco exigentes con los horarios para cualquier tipo de cita o en el caso más fácil llegar 30 o 45 tminutos tarde al lugar acordado. ¡Aun así  siempre sera muy temprano!


 

11. Visitar una clínica u hospital

12583835_764451833686463_348133174_n
Accidente en bicicleta

Cuando tuvimos el accidente con la nena, quien metió su piecito entre los rayos de la biblicleta en marcha, tuvimos que volar desesperados a un hospital de muy buena fama, pero de nuevo a pulir la paciencia, justo en la ventanilla de pago al descubrir que no éramos locales nos incrementaron en un 60% el cobro normal, de nada sirvió nuestros argumentos. ¡A sufrir cartera!

 


 
Conclusión: en este país existe gente ejemplar, honesta y buena, las experiencias mencionadas no corresponden a una generalización si no a situaciones puntuales que enfrentamos, a veces nos sentimos muy enojados y con la paciencia al límite porque simplemente pensamos ¿Cómo es posible que la gente a la que tu vienes a querer servir traten la manera de tomarte por el pelo en cada oportunidad que se presenta? Y lo peor aún esto sucede tambien o más aun con los del camino. Aunque vuelvo a insistir existe gente del camino por la que pondríamos nuestras manos en el fuego. Por lo tanto tómese este pequeño artículo como una terapia de desahogo para nosotros (jajaja).

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s