¿Navidad?

C0dScRDXgAEFUQE

En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad (Juan 1:4 DHH)

Qué fecha tan grandiosa en la cual tenemos la oportunidad de recordar la vida y obra de nuestro Señor Jesucristo, él es el centro de todo y nuestra vida debe de girar en torno a esa verdad. Independiente que en una fecha en particular se pretenda celebrar el nacimiento de Jesús el deseo real de nuestro Señor es que abramos nuestro corazón a su señorío y gobierno pleno.

***

No podemos tratar de impresionar a Dios tratando de seguir un protocolo establecido por la tradición religiosa al cual llamamos la fiesta de navidad y al mismo tiempo estar viviendo lejos de sus preceptos y mandamientos. El reconocimiento de su vida y obra debe de ser una regla que regule la forma en la cual nosotros nos conducimos cada día y no sólo en una determinada fecha del año.

***

Jesús busca un corazón en donde nacer y en donde poder habitar, tal corazón debe de estar marcado por la humildad, sencillez y el reconocimiento de la necesidad absoluta de él. Tristemente a lo largo de la historia cristiana ha existido la polémica de si los cristianos deben celebrar la Navidad o no. La Biblia no proporciona la fecha del nacimiento de Cristo. El 25 de diciembre puede no estar ni siquiera aproximado a la fecha en que nació Jesús. Pero el punto no es la fecha ni toda la lista de argumentos para celebrarla o no hacerlo, si no es la esencia de tan memorable acontecimiento. Una fiesta de esperanza en donde recordamos que el Dios de los cielos tomó la iniciativa de acercarse a la humanidad entera para ofrecerle esperanza de vida eterna.

***

Por otra parte en un contexto como Nepal, la celebración de esta festividad constituye una enorme oportunidad para llevar el mensaje del evangelio a las personas. Las festividades locales en este país son un tema de estado y son tomadas con la mayor solemnidad y seriedad posibles; en este sentido la fiesta de navidad celebrada por las minorías de cristianos toma mucha relevancia ya que las personas pueden tener una oportunidad de escuchar el nombre de Jesús. Unos pocos creyentes se organizan y salen a las calles y parques para cantar villancicos y compartir acerca de Jesús, en las iglesias se realizan festivales, danzas, dramas, predicaciones y mucha comunión entre los creyentes.

***

Creo que como iglesia local debemos de alinearlos a ese sentido misional de la navidad, es decir, ver esta festividad como una forma para expresar nuestro compromiso con la misión global de Dios, si tenemos por ejemplo una cena de noche buena con amigos, vecinos y familia que aún no han conocido el evangelio ¿Por qué no explicar la vida y obra de Jesús? ¿Por qué no aprovechar para compartir el mensaje del evangelio? ¿Por qué no orar y pedir que esa brillante luz del evangelio alumbre las almas en tinieblas?

***

Navidad debe de ser una oportunidad intencional para hacer obra misionera con quienes están a nuestro alrededor; es menester que entendamos el carácter misional y actuemos en base a nuestra responsabilidad de ser portadores de esperanza hablando a tiempo y fuera de tiempo acerca de las virtudes de aquel que nos llamó de las tinieblas a una luz admirable. También en este tiempo de festividad no podemos olvidarnos de los pobres, de los marginados, excluidos, los huérfanos, las viudas, los ancianos abandonados en hospitales, etc., etc. La Biblia dice que el Señor sostendrá la causa del afligido, y el derecho de los pobres. Hacer navidad es hacer el camino solemne para que Cristo sea predicado y anunciado entre quienes aún no le han recibido como Señor y salvador.

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s