Una iglesia loca en la ciudad de Leicester

IMG_0032
Preparando la cena  (pupusas) en la casa de la Comunidad Jesus Army, UK

Cosas como una cuenta bancaria común, un vehículo común, una vida en comunidad en una misma casa, una empresa misionera en donde todos tienen un mismo salario, independientemente de la posición jerárquica que ocupen, devocionales, tiempos de oración y  reflexiones bíblicas espontáneas, votos de austeridad, sencillez y compasión práctica.

***

Nunca podría haber imaginado la existencia de una iglesia así, en el corazón de la ciudad de Leicester en el Reino Unido, un lugar situado a unas dos horas del lugar donde nació William Shakespeare y lugar donde pertenece un modesto equipo de football que heroicamente después de 132 años  y contra todo pronóstico hizo la hazaña de coronarse campeón por primera vez en la Liga Premier de Inglaterra (2015-2016).

***

Allí justo en el centro de esa ciudad llamada Leicester, o como dicen los ingleses “Lesta”,  tuvimos la oportunidad de experimentar la vida literalmente en comunidad al lado de un grupo de “locos ingleses” y otras nacionalidades como Suecia que procuran cada día vivir un cristianismo simple y practico. Aunque nuestra estadía fue corta, esto bastó para poder experimentar la radicalidad de una vida comunitaria centrada en Jesús y su misión.

***

Nunca antes había visto a un grupo de seguidores de Jesús, que llegaron al punto de decidir vivir de esa manera siendo inspirados por algunos elementos de la iglesia primitiva del libro de los Hechos; entre los pertenecientes a ese movimiento o expresión de iglesia conocimos a algunos hermanos que habían hecho votos de castidad y pobreza.  Las iglesias pertenecientes a este movimiento, son conocidas por Jesus Army, en este lugar los creyentes viven literalmente como una gran familia, no existe la figura de un pastor o una estructura institucional de liderazgo, sino que los más jóvenes respetan a los ancianos y les ven como sus consejeros o guías espirituales.

***

Tal expresión colectiva de iglesia no es más que un movimiento natural fluido y armónico  de personas que aman a Jesús,  un grupo de seres humanos sin esquemas religiosos, programas de culto anticipados, dogmatismos radicales o reglas litúrgicas, son seres humanos transformados por la gracia de Dios que están listos a abrir las puertas de su comunidad a los más vulnerables de su ciudad. Junto con uno de los ancianos, quien por cierto es uno de mis mejores amigos, Andy Shefford tuve la oportunidad de recorrer las calles del centro de Leicester en búsqueda de inmigrantes que duermen en las frías calles para llevar alimentos, ofrecer una oración y dar un mensaje de esperanza.

***

Al final de esa formidable jornada de exploración de la comunidad del ejercito de Jesús de Leicester pensaba en los simple y sencillo que debería de ser para nosotros responder al amor incondicional de Jesús, nuestra vida debería de ser un ejemplo de inspiración para otros, un ejemplo de servicio hacia los más despreciados de nuestras comunidades o ciudades, deberíamos de existir para mostrar las luces del Reino de Dios a las personas a nuestro alrededor, mostrar misericordia, vivir en justicia haciendo y promoviendo lo que es verdadero y justo. Deberíamos de quitarnos nuestro ropaje religioso y ser más humanos más intencionales  en nuestros actos a favor de los más necesitados.

***

Otro elemento que me impresionó sobremanera fue la forma en la que los hermanos del ejercito de Jesús invierten o administran sus recursos financieros, literalmente las finanzas de ellos son invertidas en la misión, en los pobres urbanos, en inmigrantes, drogodependientes. No hay presupuestos para llenar de flores el altar y adornar la iglesia ya que el altar de ellos se encuentra en las calles, debajo de los puentes, en las plazas nocturnas; no hay recursos destinados para mantener un equipo de sonido de alta tecnología, sillas acolchonadas, aire acondicionado, pisos de mármol. Sus recursos están puestos al pie de la cruz para continuar extendiendo el Reino de Dios en su ciudad. La prioridad está afuera.

¿Estamos listos y dispuestos a repensar de nuevo en nuestra misión como iglesia?

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s