Reflexión sobre la muerte de Julio Melgar

Julio-Melgar-Nunca-imagine-que-no-iba-a-tener-voz-para-adorar-y-es-duro

Yo creo que a la mayoría de cristianos en Latinoamérica nos ha impactado la muerte de nuestro hermano Julio Melgar, un cantor que estuvo luchando durante dos años con un cáncer de páncreas, pienso que la mayoría de cristianos en Latinoamérica seguimos la noticia acerca de su proceso y en mas de algún momento elevamos una oración a Dios orando y pidiendo en favor de nuestro hermano y su familia. Precisamente luego de conocer la noticia acerca de su muerte el pasado 19 de abril (2019), decidí escribir las siguientes impresiones u opiniones acerca de este hecho que ha alcanzado bastante cobertura en los medios cristianos.

1. Debemos de confiar únicamente en Dios y ser cuidadosos en el endiosamiento de seres humanos

Si bien es cierto los latinos tenemos la tendencia a seguir figuras mediáticas con mucho fanatismo y con mucha atención incluso en algunos casos llegando a idolatrar a ministros y llegando a traspasar esa finita linea entre la admiración natural y el endiosamiento a una persona. En Isaias 2:22 leemos: “No pongan su confianza en los simples humanos, son tan frágiles como el aliento. Qué valor tienen? Isaias resalta la pequeñez y fragilidad de los seres humanos y arroja una advertencia en el contexto de la idolatría, el comentarista Matthew Henry sobre este pasaje escribe: “El temblor de la tierra va a ser terrible para los que ponen sus afectos en las cosas de la tierra. La soberbia de los hombres será derribada, ya sea por la gracia de Dios para convencerlos de la maldad de orgullo, o por la providencia de Dios, privándoles de todas las cosas que estaban orgullosos. 

Debemos por lo tanto aprender a poner nuestra mirada, en Dios, como ese ser soberano que tiene dominio absoluto sobre la vida y sobre la muerte, y que ademas a establecido un plan y una voluntad perfecta para nuestra vida la cual se cumplirá al pie de la letra. Seguramente ahora en nuestros tiempos tendríamos que escuchar el mensaje de Pablo a los corintios “…Para que ustedes no confíen en la sabiduría humana sino en el poder de Dios”

2. El hecho de adorar y vivir para Dios debe ser tomado con la debida seriedad

Nuestro hermano Julio sin ninguna duda en los últimos dos años tomo mucha popularidad en el medio cristiano debido al proceso por el cual estaba atravesando, fue sin duda alguna, una persona que se entrego por completo al propósito de Dios para su vida, y eso debe de servir de ejemplo e inspiración para nosotros, el hecho de descubrir para que fuimos creados y a partir de allí entregarnos a ese propósito especifico y personal. Tristemente en nuestro tiempo actual, en relación al tema de los músicos y lideres de alabanza existen tanto verdaderos ministros como falsos, buenos y malos.

Muchos de los lideres de alabanza actuales se dedican mas bien a ministrar a los hombres y no a Dios, para ello construyen circos o espectáculos en las iglesias en lugar de altares de humillación y arrepentimiento, se convierten en motivadores del alma, se escuchan y se cantan letras  sin fundamento en las Sagradas Escrituras, espectáculos vacíos del Espíritu Santo y lejanos a la búsqueda de la Gloria de Dios. El ejercicio de la adoración debe de ser tomado con la debida seriedad, revisando y analizando lo que cantamos y por qué lo cantamos y procurando siempre la gloria de Dios.

3. Debemos de aprender a tener fe en medio de la adversidad

Nuestro hermano, nos dio un ejemplo de fe hasta el final, expresando su adoración a Dios en el momento de mayor quebranto en su vida, e inspirando así a toda la comunidad cristiana al hecho de tener que adorar a Dios en tiempos de bonanza como en tiempos de oscuridad y profunda prueba. Supone ser fácil adorar a Dios cuando contamos con todas las cosas que podríamos  anhelar  aquí en la tierra, pero debemos estar preparados y firmes en nuestra fe para que nuestra adoración también trascienda cuanto atravesemos tiempos de escasez y quebranto.

4. Debemos de tener una visión mucho mas amplia de la adoración

Otra lección tremenda que podemos aprender es el hecho de que la adoración a Dios no debe de girar o entenderse únicamente en torno a un momento en particular en donde nos reunimos para cantar y expresar a Dios adoración y alabanza de una manera individual o colectiva. Nuestra forma de ver y amar a Dios debe de encarnarse en la forma en la que vivimos y nos comportamos con nuestros semejantes, la forma en la que respondemos a las necesidades de los mas vulnerables, nuestra compasión a los que padecen injusticia o viven en condiciones de extrema necesidad, debe también de expresarse en nuestras relaciones interpersonales. Veamos lo que escribió el profeta Miqueas 6:6-8

6¿Cómo podré acercarme al Señor y postrarme ante el Dios Altísimo? ¿Podré presentarme con holocaustos o con becerros de un año? 7 ¿Se complacerá el Señor con miles de carneros, o con diez mil arroyos de aceite? ¿Ofreceré a mi primogénito por mi delito, al fruto de mis entrañas por mi pecado? ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios.

5. Debemos de pensar también  en los que sufren

Pensando en el proceso atravesado por nuestro hermano Julio Melgar, me recordaba de muchos de nuestros hermanos, vecinos u otros conocidos en nuestras comunidades o ciudades que viven con enfermedades crónicas o enfermedades terminales, muchos de ellos con pronósticos de solo un par de meses de vida. Creo por lo tanto que debemos de hacer una pastoral intencional hacia esos grupos de personas que necesitan urgentemente de una atención integral, personas que necesitan pagar costosos tratamientos para lograr vivir un par de días más. Si en nuestras iglesias tenemos recursos para remodelar nuestros templos, comprar un nuevo sistema de sonido, tener muchas comodidades para mantener feliz y cómoda a una feligresía exigente, ¿Porqué no entonces invertimos también nuestros recursos, diezmos, ofrendas para poder ayudar a personas con gran necesidad en nuestra comunidad?.

6. Dios es soberano y no podemos manipular su voluntad a nuestro deseos 

Finalmente quiero comentar sobre algunas oraciones que muchas personalidades  hicieron a favor de nuestro hermano Julio, entre esas oraciones escuché una en donde se expresaba que no se aceptaría un no de parte de Dios a la sanidad de Julio; escuché también reclamos de sanidad, declaraciones de milagros, decretos, exigencias, profecías que anunciaban el milagro de sanidad y por ultimo escuché hasta un ayuno de 13 días en donde Dios obraría el milagro de sanidad.

La Biblia nos advierte de los falsos profetas, por ejemplo Jeremías declara que en sus tiempos habían profetas y sacerdotes corrompidos y adúlteros (Jeremías 23:9-40), Miqueas habla de los profetas que hacen errar al pueblo de Dios, dice que los tales serán avergonzados y confundidos que se cubrirán la boca porque no obtendrán respuesta de Dios (Miqueas 3:5-7), en Lamentaciones se mencionan a falsos profetas quienes tuvieron visiones falsas y necias, oráculos falsos y engañosos (Lamentaciones 2:14), Ezequiel profetiza juicio contra los necios  profetas los cuales siguen su propio espíritu sin haber visto nada (Ezequiel 13:3), según el libro de Deuteronomio los profetas que anunciaban algo en nombre de Dios, y esto no se cumplía al pie de la letra eran sentenciados a muerte (Deut. 13:1-3; 18:20)

Todo este conjunto de expresiones y oraciones que se escucharon durante este tiempo revelan únicamente la falta de conocimiento acerca de la soberanía de Dios y de su palabra. Al final, nuestro hermano partió porque ese era el designio soberano de parte de nuestro creador, Dios cumplió su propósito en la vida de Julio Melgar y nos ha dado grandes lecciones como comunidad cristiana, las cuales hay que atesorarlas para nuestro bien, Dios pudo sanarlo y hacer un milagro, sin embargo, fue hecha la voluntad de Dios.

Un comentario

  1. Hno. Acerca del último comentario yo le preguntaba a un ministro que es de respeto para mí y me decía que muchos en el afán de quedar bien le profetizaron sanidad sin pensar que Dios no lo estaba declarando sino ellos. Me preocupa que muchos que dicen llamarse ministros le digan a las personas yo te declaro como si ellos tuvieran poder para sanar, se olvidan que el rhema de Dios obra cuando El decide hacerlo y no por capricho de nosotros. Ahora bien escuché un predicador en una de esas tantas reuniones que hicieron para orar por el hno. Melgar y el le dice que Dios no le quitará el aguijón en su carne dándole a entender que tenía que aceptar la voluntad de Dios el cual había designado llevárselo parafraseando lo que el hno le dijo.

    Me gusta

Comentar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s